Como parte de sus estrategias de Marketing Social y a fin de posicionarse como una marca sensible y no ajena a las causas sociales, Lush México lanzó al mercado un producto, cuyas ventas totales serán destinadas para ayudar a los llamados “niños invisibles” de Santa Martha Acatitla.

Se trata de Charity Pot, una crema hecha a base de aceite, manteca, glicerina y un conservante natural. Su creación es para ayudar proyectos solidarios y buenas causas.

En entrevista, Mari Carmen de la Torre, directora de Mercadotecnia de Lush, dijo que todo lo que el comprador pague por el producto, excepto el IVA, será donado a Reinserta para apoyar a los infantes que habitan en el Reclusorio Femenil de Santha Martha Acatitla.

En dicho reclusorio, hay 120 niñas y niños, y 20 por nacer. Se les conoce como “niños invisibles”, ya que no forman parte del presupuesto penitenciario y por falta de recursos sólo viven de donaciones. La idea de la marca de cosméticos y de la organización es apoyar a los niños que nacieron y vivirán con sus madres detrás de las rejas, por lo menos hasta que cumplan los 6 años de edad.

Las cremas Charity Pot vienen en tres tamaños diferentes y pueden encontrarse en los diferentes puntos de venta de la marca que se ubican en la República Mexicana.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL