En la actualidad, y con una competencia cada vez más feroz entre las marcas, ya no solo basta la venta indirecta que se generar al colocar un producto en un anaquel para que el cliente llegué y desee adquirirlo. Se necesita de un mayor esfuerzo por parte de las firmas para conducir la decisión de compra del shopper. Por este motivo, la promotoría tiene una importancia trascendental para las firmas de consumo que se distribuyen en tiendas de conveniencia, supermercados o cualquier otro tipo de retailer. Una de las acciones que tiene una gran relevancia en este aspecto es el sampling.

Productos alimenticios

En lo que refiere a productos alimenticios, uno de los principales diferenciadores con los que cuenta una marca respecto a otra son sus cualidades organolépticas, es decir, aquellos que se pueden apreciar a través de los sentidos, como el sabor o el olor. Una manera de captar a los clientes es a través del sampling, por medio del cual pueden conocer estos aspectos.

Productos de premium

Si las características organolépticas de un artículo alimenticios son importantes, en los productos premium esto tendrá una relevancia primordial. La premisa básica de este tipo de bienes es la diferenciación que se genera a través de componentes selectos y de mayor calidad. Para que las personas los conozcan, deben probarlos. Esto pueden conseguirlo a través del sampling.

Productos nuevos

Cuando un artículo es introducido en el mercado tiene que abrirse camino entre el resto de las firmas ya posicionadas. Además, debe combatir el desconocimiento que hay sobre sí. Para conseguir un buen brand awareness, es necesario que las personas tengan un contacto directo con los nuevos productos a través del sampling.

En cualquiera de los casos es conveniente que la marca que va a implementar la estrategia considere los costos y la cantidad de producto que desea repartir en un punto de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL