El marketing below the line cuenta con una amplia variedad de canales diseñados con distintos objetivos, entre los que destaca la promoción de una marca o de un producto. Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades, por ejemplo, la mercadotecnia directa genera acciones con una comunicación (como su nombre lo dice) directa y personalizada, mientras que el material POP está hecho para captar la atención de la gente en el punto de venta en inducir la compra. Hay una rama que tiene particularidades muy específicas, sobre las que hablaremos en las siguientes líneas: hablamos del marketing de guerrilla.

Una de las principales cualidades con las que cuenta el marketing de guerrilla es su alta carga creativa. Debido a que este tipo de mercadotecnia busca abordar al cliente en su día a día y sorprenderlo, se tiene que encontrar la manera de lograrlo, lo cual, por lo regular, se consigue a través de la creatividad.

Como hemos mencionado, otra de las cualidades con las que cuenta el marketing de guerrilla es que busca aborda al público meta en su día a día, de tal modo que la mayoría de sus estrategias estarán hechas en la vía pública, específicamente en espacios en los que la firma pueda converger con sus clientes de manera natural y orgánica.

Usualmente este tipo de estrategias de marketing están hechas, para que la gente vea a la marca y la conozca, y no tanto para que la compre (al menos no de manera inmediata). ¿Por qué? El principal motivo es que en la mayoría de los casos este tipo de acciones de mercadeo están hechas en espacios que no quedan tan cerca de un punto de venta, por lo que están creadas para generar un impacto en indicadores como el brand awareness, por mencionar algunos de los más relevantes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL