Para los nosotros los especialistas de comunicación y en especial los publirrelacionistas, los medios, editores y reporteros son parte medular de nuestro trabajo. Aún siendo innovadores y buscando otras áreas donde nuestras marcas exploten su potencial, los medios, siguen siendo parte fundamental de la estrategia de comunicación de cualquier marca.

Más columnas de Roberto González:
10 puntos clave para ser un empresario a prueba de balas
Los 10 errores más comunes al negociar
6 tipos de liderazgo, ¿cuál es el tuyo?
5 puntos alternos de comunicación para expandir la Experiencia de Marca de tu Startup

Hace unos días, platicaba con un Editor de la sección de sociales y tecnología de un periódico muy importante a nivel nacional. Comentábamos la importancia de entender el trabajo periodístico de las publicaciones y los medios. El comportamiento del mismo y los procesos internos que deben conocer las personas que deben estar al contacto con dichas fuentes. Es importante resaltar que “el amiguismo” no es un detonador importante para poder encontrar notas relevantes, requiere mucho más atención y coordinación por parte de dicho publirrelacionista.

En dicha plática con tan agradable personaje periodístico nos comento los 9 errores mas comunes que las Agencias de PR cometen constantemente y hacen que genere grandes distancias entre el reportero y editor con las mismas:

1. Desconocer al medio; En muchas ocasiones no entendemos el medio, su línea editorial y sobre todo no sabemos hacia donde dirigen su información. Lo ideal sería entender hacia donde va el contenido editorial y de esa manera desarrollar oportunidades para tu marca, no al revés.
2. Desconocer al reportero; Cada periodista tiene su estilo, por lo cual de la misma manera debes conocer sus intereses y fortalezas, para usarlas a tu favor.
3. Tu tema o información no es relevante o atractivo; A veces cometemos el grave error de crear boletines sin contenido noticioso e irrelevante, por lo cual perdemos toda la atención del que la recibe o nos pone en la lista de espera hasta encontrar un hueco.
4. No proporcionar materiales de soporte; entre más información le demos a nuestro receptor es mejor, recuerda que la marca no vive sola en el mundo, tiene un ambiente en el que vive y se desarrolla y puede ser muy atractivo para el periodista. Seguro verás una forma diferente de presentar los beneficios de tu marca.
5. Prometer contenido editorial relevante: Con tal de ser publicados y entrevistados, prometemos información que no tenemos de la marca, o no se puede compartir, lo cual genera descontento en el periodista y posiblemente no nos vuelva a tomar la llamada.
6. Cancelar entrevistas: La agenda de los periodistas esta siempre muy apretada; una cita siempre es un privilegio para nosotros y las marcas, por lo cual debe tomarse como tal. Y así debemos manejarlo, inclusive con nuestros voceros o Clientes los cuales no siempre son sensibles a este tipo de eventos.
7. Verificar que el vocero esté asesorado: En muchas ocasiones los voceros no son asesorados adecuadamente, las conversaciones se vuelven torpes y con muy poca información, que hacen que la nota se vuelva fría, hueca. Con esto obligamos al periodista a nunca más invitarnos y mucho menos tomar el tema de nuevo.
8. Mandar un boletín sin seguimiento: En estos tiempos, la tecnología predomina, y en muchas ocasiones los boletines son enviados por medios electrónicos. Dicho por una Editora de una prestigiada revista Gastronómica: “los mensajes electrónicos no tienen alma”. Por lo cual desde esta mirada, el no darle seguimiento a nuestro envío, obligamos a este a perderse en el mundo de mensajes perdiendo la oportunidad de ser vistos.
9. Olvidarse de el periodista después de publicarse: Después de haber tenido una nota en el medio que solicitamos, también es común que los publirrelacionistas pierdan todo contacto con el mismo, lo cual provoca distanciamiento total por parte del medio y este pierda el interés de continuar con los temas planteados.

Recordemos que el periodista es la persona que abre la puerta al contenido del medio, por lo cual, estos deben tener toda nuestra atención, compartiendo información relevante y atractiva, mantener la relación profesional con ellos y agradecer constantemente su apoyo para con nosotros y las marcas que representamos.

El tener una relación respetuosa y profesional con nuestros socios de información en todo momento, hará que construyamos una buena imagen de nosotros en todo momento.

Y ¿Tu? ¿cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL