• El auge de Zoom fue notorio ante las necesidades de home office en medio de la pandemia.

  • Surgió el llamado “Zoombombing”, gente anónima irrumpiendo en videollamadas para molestar.

  • Por medio de redes sociales ha emitido su respuesta ante eso: contraseñas.

Con el confinamiento recomendado por las autoridades de salud en el mundo, como la mejor manera de mantener el control sobre la pandemia de Coronavirus COVID-19, muchas actividades cotidianas para la gente se transformaron.

Una de ellas fue la forma en la que se ejecutan las actividades laborales trasladado la inmensa mayoría en home office.

Las llamadas y videollamadas han tenido un incremento notable como la forma idónea para realizar juntas a distancia, es por ello que incluso aquellas redes sociales que no las ofrecían a sus usuarios, finalmente lo harán, es el caso de Instagram, que anunció nuevas funciones.

Te recomendamos:

De hecho, WhatsApp tiene a Mark Zuckerberg en alerta ante tantas llamadas, monitoreando el funcionamiento. El creador de Facebook aseguró que como consecuencia del coronavirus, se duplicaron, por lo que advirtió que se están asegurando de tener una estructura adecuada para poder continuar dando el nivel de servicio que necesitan los usuarios. Fue entonces cuando el auge de Zoom fue notorio.

El auge de Zoom

Se disparó en descargas, de acuerdo con Priori Data, fue la app más descargada del 26 de marzo al 1 de abril en Apple y Android Stores, con 3.2 millones de descargas.

En países como México también se popularizó, ha conseguido sumar 745,7 mil descargas, de acuerdo con Statista.

Funciona de manera sencilla, se pasa un link generado de forma automática a cualquier persona, para que así pueda acceder a una videoconferencia.

Sin embargo, surgió el llamado “Zoombombing”, gente anónima irrumpiendo en videollamadas para molestar. La firma ha sido acusada de no garantizar la seguridad de sus usuarios, sobre todo de la data de personas y compañías.

Además, The Verge reportó que la compañía habría guardado al menos 15 mil de grabaciones de llamadas en un servidor no-seguro de Amazon Web Services (AWS), lo que significa que cualquier persona con acceso a un buscador pueda encontrarlas.

Por medio de redes sociales ha emitido su respuesta ante eso, comunicó que a partir de mañana 5 de abril, habilitarán las contraseñas y las salas de espera virtuales de forma predeterminada para sus usuarios Free Basic y Single Pro. Recomiendan que implementen contraseñas para todas las reuniones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL