El Grupo Inditex, dueño de marcas como Zara, reportó pérdidas trimestrales, las primeras en la historia de la compañía, con 409 millones de euros entre febrero y abril de 2020, en comparación con su primer trimestre fiscal previo, de 734 millones de euros. Sus ventas cayeron 44 por ciento, ante el cierre del 88 por ciento de sus tiendas en el mundo.

El panorama no luce alentador en números, pero aún con todo esto la compañía brilla porque aunque ha recibido un golpe por la pandemia, trabaja en un plan que le permitirá salir de ella victoriosa, así lo dejan ver las acciones de un plan de venta previo a la crisis sanitaria, que creó por “accidente” y que le ha resultado muy útil.

Derivado de estas acciones, Inditex acelerará el plan de transformación digital y en los próximos dos años, buscará que las ventas en línea sean 25 por ciento de su facturación y no el 14 por ciento como en la actualidad. Cerrará unas 1,200 tiendas entre este 2020 y 2021. Con inversión de 1.000 millones de euros para el impulso de la actividad online y otros 1.700 millones de euros para la actualización de la plataforma integrada a tiendas.

En este plan se contempla un movimiento determinante, al puro estilo de Hollywood, Zara abrirá nuevos estudios que estarán ubicados en el cuartel general de Inditex en Arteixo, Galicia. El gigante de la moda invertirá 31,5 millones de euros.

Se trata de 64, 000 metros cuadrados de un mega edificio donde se distribuirán todos los platós de Zara.com, desde donde se reforzarán las capacidades del e-commerce con tecnología audiovisual para que la página web tenga las mejores imágenes del producto, según explicaron fuentes de Inditex a El Español.

El nuevo estudio tendría cuatro alturas y dos sótanos, y será exclusivamente para Zara. Las 600 nuevas prendas que incorpora la marca por semana a su web son las mismas que pasan por semana por los estudios.

Cabe recordar que se estrenó en 2007 con Zara Home y hasta 2017 no hizo públicos los datos de su ecommerce, que supuso 2.500 millones de euros, el 10% de las ventas totales del grupo.

De hecho, su plan de integración está muy avanzado en el mundo. Durante el primer trimestre, el grupo siguió impulsando su plataforma integrada de tiendas y online, que ya alcanza 72 de los 96 mercados en los que Inditex tiene presencia. Zara inició la venta por internet local en Albania y Bosnia y, ya en el segundo trimestre, en Argentina, Paraguay, Uruguay y Perú, mercados en los que a partir de ahora la marca ofrece ya esta experiencia integrada a sus clientes.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL