Se estima que los ingresos generados por las ventas que se realizan a través del e-commerce en México crecerán para el 2022, de tal modo que alcance los 28 MMDD, cifra que contrasta fuertemente con los 18 MMDD que se esperaban para el 2018. A pesar de este importante incremento que se espera para los próximos años hay algunos temas que representan retos importante para que el comercio electrónico pueda crecer mucho más.

De acuerdo con datos de El Economista, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presentó el primer indicador de e-commerce en México, de tal manera que para el 2017 se generó 1 billón de pesos. Cabe destacar que este dato es importante puesto que se considera que es la primera información oficial sobre el tema en la economía del país.

El director general adjunto del Inegi comentó que para el periodo que comprende de 2013 al 2017 se calculó que la economía creció en promedio un 2.5 por ciento, mientras que para ese mismo lapso, el comercio electrónico sostuvo un incremento que osciló entre el 13 y el 14 por ciento, de tal manera que para el último año mencionado el e-commerce aportó 405,358 MDP, en tanto que el valor total del comercio nacional fue de 8.3,103 MDD.

Sin embargo, ¿qué es lo que está frenando el crecimiento del e-commerce en México? Por un lado se encuentra la inclusión financiera, de tal modo que los clientes puedan utilizar distintos tipos de pago para realizar sus compras, tanto en los puntos de venta físicos como en las tiendas online. Por el otro lado tenemos que es necesario que haya una mayor variedad de productos para que los clientes se sientan atraídos a hacer sus compras.

Cabe destacar que se espera que los ingresos generados por el e-commerce en el sector minorista mantengan su tendencia de crecimiento, de tal manera que para 2023 se logren conseguir 12.78 MMDD, de acuerdo con datos de Statista.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL