• La llegada del coronavirus también le abrió la puerta para nuevas formas de desarrollo laboral.

  • Todos los trabajadores del Home Office están de acuerdo en que poco a poco el formato de trabajo también tiene sus elementos complicados.

  • El 81 por ciento de los colaboradores cree que este método de trabajo permanecerá incluso después de la pandemia y que será reincorporado por todas las empresas.

La llegada del coronavirus también le abrió la puerta para nuevas formas de desarrollo laboral. Desde marzo, en México, el home office ha sido una de las manera de desarrollo laboral más utilizadas no solo en el país, sino en gran parte del mundo.

Todos los trabajadores del Home Office están de acuerdo en que poco a poco el formato de trabajo también tiene sus elementos complicados. Prácticamente la luna de miel se ha terminado, y trabajar a distancia para unos ha sido un sueño hecho realidad, pero para otros también ha terminado en un rotundo desencanto.

De acuerdo a una reporte realizado en México, Ecuador, Argentina, Panamá, Perú y Chile, determinó que tras el paradigma que irrumpió la pandemia, el 81 por ciento cree que este método de trabajo permanecerá incluso después de la pandemia y que será reincorporado por todas las empresas.

Sin embargo este método de trabajo también tiene sus aspectos negativos, como el hecho de que cada vez es más demandante y se tiene que invertir más tiempo en él. Además que en cada colaborador se está acumulando mayor estrés. Ante esto así es como reacciona tu cuerpo.

Estrés laboral en pandemia

De acuerdo a un análisis de Forbes, en tiempo de crisis, esa energía se ve limitada debido al confinamiento y la limitación de las actividades que usualmente realizamos; desde salir a la oficina hasta pasar el rato con los amigos.

Según este medio los cambios de rutina también repercuten no solo en el desempeño de los colaboradores, también lo hace en su estado emocional. Incluso el cambio de rutina puede tomarse, para algunos como un estado de estrés adicional.

Jannik Laursen, experto en liderazgo y negocios, recomendó que para evitar sentirse sofocados, durante nuestro trabajo en casa, es necesario realizar actividades antes o después de las horas de volver a laborar, para tener como resultado una manera de visualizar los fenómenos a enfrentar en el día de manera diferente.

También puedes leer:

Básicamente el estrés tiene impacto en cuatro rubros de nuestra vida, en el estado físico, estado mental, emociones, relaciones sociales.

La realidad del home office ya es algo cotidiano y que muy probablemente permanezca de esa manera hasta bien entrado el 2021. “Algunas empresas en México ya comenzaban a considerar el home office como un beneficio para sus empleados, pero ante este panorama es probable que llegue a ser parte de las prestaciones”, según dijo ante medios Agustín Iglesis, director general de Grupo Navent México.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL