Hemos escuchado en varias ocasiones que en época de “Vacas Flacas” los mercados se retraen y la inversión se detiene para todos como un efecto dominó.

Más columnas de Roberto González:
Mejora el Storytelling de tu marca
Campañas Políticas: ¿percepción vs realidad?
10 reflejos del Top Management
10 destellos de un mal jefe

Es común que en las empresas; escuchemos con frecuencia que hay recortes de presupuesto a mediados del año. Que proyectos quedan “congelados” hasta nuevo aviso. Y casi de inmediato escuchamos que los directores de áreas de dichas empresas solicitan a sus equipos a buscar “ahorros” en todos los aspectos y definir estrategias para sortear la situación de esos días.

En mi parecer, a muchos nos debe de sonar cercano este tipo de eventos y con frecuencia. Lo cual nos hace redefinir nuestras propias estrategias de negocio y realizar ajustes nuevamente.

Y, ¿Cómo hacemos para no estar en la lista de los ahorros?

Sin duda las empresas pondrán en su lista de ahorros todos aquellos recursos que no generen un valor real y sobre todo no generen un ROI palpable a toda costa. Por lo cual estamos obligados a redefinir inclusive nuestra forma de construir una marca o negocio.

Es momento de redefinir nuestros principios como comunicadores y buscar todos aquellos pequeños destellos de valor que nos hagan que no nos quiten de la lista de prioridades.

Por lo cual deberíamos hacernos las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué tan eficientes son mis procesos? Tanto los internos y los externos y como afectan en el desarrollo de los proyectos.
  2. ¿Tengo el tiempo de respuesta adecuado? No esperes a tener la confirmación del recorte de presupuesto, el ambiente en donde se mueve tu marca o negocio, te dará señales de que habrá que reorientar los esfuerzos
  3. ¿Mis precios son competitivos? Este puede ser un parte aguas para que se tome una decisión a favor nuestra, recuerda que estamos en épocas de restricciones y es posible que no seamos la mejor opción.
  4. ¿Mi estrategia está orientada a crecer qué? Podemos hablar de imagen, de prueba, etc. Lo importante es saber que queremos lograr de manera cuantificable para que nos haga tener claro hacia donde va nuestra asesoría o soporte.
  5. ¿Tienes buenos sistemas de medición y monitoreo? Es importante saber que tan buenos son los destellos hacia donde movernos y prever contingencias.
  6. ¿Qué tan innovador es mi producto? La innovación puede hacer que nuestro producto sea el único que puede resolver un problema y en ese momento seremos exclusivos y necesarios.
  7. ¿Entendemos el problema de fondo? Si tu equipo no entiende las necesidades reales de tu Cliente, es muy posible que tampoco entienda las soluciones alternas que necesita.
  8. ¿Tengo el equipo necesario? Si no tienes a los expertos que le pueden dar otro enfoque a tu propuesta, busca siempre tener esos colaboradores que si lo hagan y te ayuden a mantener el negocio

Basándonos en una propuesta básica de negocios como Procesos, Producto y Gente, deberíamos identificar que haríamos para ofrecer una verdadera ventaja para seguir dentro de la lista de prioridades de nuestro cliente.

Recuerda que el también es evaluado de manera cuantitativa, y necesita partners o socios que puedan ayudarlo a cubrir ciertas necesidades.

De esta manera construyes una buena imagen de la marca que custodias y un Equity de tu trabajo durante mucho tiempo.

Y ¿tú? ¿cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Invierte tu tiempo esta cuarentena cursando el Diplomado BTL y Entretenimiento de manera ONLINE y certifícate por University of Nevada, Las Vegas. Solicitud de admisión aquí.