Estamos en época de elecciones y en las cuales vemos inundada la pauta de los medios con mensajes de candidatos y partidos buscando agradar al público en general y sobre todo tratando de ganar empatía con dicho público.

Más columnas de Roberto González:
10 reflejos del Top Management
10 destellos de un mal jefe
¿Cómo ponerle precio a tu trabajo o producto?
5 puntos de partida para atraer nuevos clientes

Lo cierto es que como expertos de comunicación vemos diferentes esfuerzos y variadas estrategias que confunden de sobremanera al escucha o espectador. Y en muchas ocasiones nos dejan más confusión sobre lo que propone dicho partido o simplemente lo que piensa del partido “de al lado”.

Platicando con una experta de imagen institucional, Diana Cardona, Maestra de una institución educativa en comunicación, hablábamos de la importancia de manejar una certera estrategia de comunicación y sobre todo plantear un buen ejercicio de Imagen Pública.

Bajo todo el análisis de las campañas que hemos escuchado de dichos partidos políticos y sus candidatos nos lleva como comunicadores a hacernos las siguientes preguntas:

  1. ¿Están los partidos políticos implementando la correcta estrategia?
  2. ¿Sabemos qué es lo que necesita saber el público en general para elegir a sus candidatos?
  3. ¿Conocen a su público meta?
  4. ¿Es correcta la implementación y mensajes?
  5. ¿Conocemos verdaderamente a los candidatos?

Es muy cierto el dicho que dice: “dime con quien andas y te diré como eres” y las formas básicas de hacer comunicación deberían partir de esta base.

¿Será entonces que hay tanto que construir sobre la imagen del Equity de cada partido que se tienen que buscar ataques directos para enaltecer sus beneficios? La respuesta es variada pero creo que todos conocemos la mejor.

Lo que es cierto es que como personas que trabajamos en la comunicación, nos gustaría ver campañas y estrategias diferentes a las que siempre vemos en periodos electorales. Mucho mas apegadas a la realidad, y bajo el sentido de responsabilidad real sobre lo que se comunica.

El concepto de persuasión se basa en comunicar una buena idea de manera innovadora y no solamente con un Jingle o sueños de pocos que solo hacen alejarse de los consumidores de una forma rápida.

Creo que el desarrollar una campaña de comunicación (incluso política) tiene un gran sentido de responsabilidad y sobre todo de labor social, pues al final de todo, estamos tratando temas importantes que deben ser tomados con la misma altura. Las campañas políticas deberían ser propuestas con respuestas automáticas de porqué dichos partidos son los perfectos para cumplir cierto servicio.

Al final de todo, el realizar campañas de este tipo, es construir una buena o mala imagen de quien lo representa. La percepción del resultado de cierta comunicación en muchas ocasiones se vuelve realidad para quien interpreta el mensaje, por lo cual el cuidado debe ser doblemente revisado y analizado antes de su emisión.

Y ¿tu? ¿cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL