10 destellos de un mal jefe

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Esta es una frase que no queremos tener cerca y mucho menos ser el sinónimo de la misma en una conversación en la cual no participemos.

Esta es una frase que no queremos tener cerca y mucho menos ser el sinónimo de la misma en una conversación en la cual no participemos.

Más columnas de Roberto González:
¿Cómo ponerle precio a tu trabajo o producto?
5 puntos de partida para atraer nuevos clientes
9 pasos para desarrollar tu modelo de negocio
El Decálogo del servicio a clientes

Platicando con un Cliente sobre el ambiente laboral de su empresa, comentábamos la importancia que debe tener la empresa a capacitar a sus líderes para que estos desarrollen una buena cultura laboral e impulsen a la empresa a posiciones primordiales.

Definir y construir a un buen líder o jefe va mas allá de solo darle una oficina y un espacio especial, incluye que uno mismo realice una introspección de su trabajo y defina que rumbos esta tomando.

Y a lo cual podemos encontrar muchas definiciones y parámetros de cómo ser un buen líder y hacia a donde llevar a nuestro equipo, inclusive que pasos debemos llevar en cada momento para motivarlos, pero ¿qué sucede cuando la rutina nos lleva a espacios en donde no sabemos como somos o lo que piensan de nosotros?

Aquí hay 10 preguntas en los cuales podemos hacer una introspección y saber si nos estamos encaminando a convertirnos en un Jefe o Líder que no queremos ser:

  1. ¿Ya no tienes química con tu equipo y no los conoces a fondo?
  2. ¿Tienes tiempo para platicar con ellos?
  3. ¿Ves mas problemas que aciertos?
  4. ¿Te desesperas constantemente?
  5. ¿Tus ideas solo son las que se realizan?
  6. ¿Dudas de tus decisiones y te confundes al tomarlas?
  7. ¿Aceptas tus equivocaciones?
  8. ¿Todos están de acuerdo con tus ideas?
  9. ¿No confías en tu equipo?
  10. ¿No das las gracias?

Es común que el día a día nos tenga muy ocupados y no pudieramos atender a cada uno de los integrantes de nuestro equipo, sin embargo alejarnos de ellos es el primer síntoma de que las cosas te están llevando a un lugar en donde no queremos ir.

El tener un equipo en el cual no hay confianza entre el líder y sus integrantes es la mejor receta para llegar rápidamente al fracaso. Por lo tanto debemos ser muy sensibles a estar monitoreando: ambiente, comentarios, mensajes no verbales y sobre todo el día a día para entender que se debe hacer si existe una contingencia o un rumor que haga cambiar el ambiente de la oficina o equipo.

Recuerda que ser un líder no solamente compete a desarrollar un producto o trabajo exitoso, conlleva mucho más a entender y manejar el ánimo de un equipo que forma parte de un departamento y a su vez de un ecosistema o la empresa.

Al final de todo, el ser un buen líder es el reflejo de una buena imagen empresarial.

Y ¿tu? ¿cómo construyes tu imagen?

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.