¿Tu compañía hace historia o sólo cuenta historias?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Las buenas compañías son contadoras de historias, mientras que las grandes compañías son creadoras de ellas.

Recordamos a quien hace la historia, mucho más que a quien la cuenta. Recientemente leí un artículo escrito por Ty Montague y publicado en la página de Harvard Business Review, indicando que las buenas compañías son contadoras de historias, mientras que las grandes compañías son creadoras de ellas.

Más artículos de Jaime Torres:
6 reglas de oro para vender una estrategia BTL
¿Por qué Spanglishamos?

El artículo, bien fundamentado con datos duros de “storydoing.com” sobre la diferencia de impacto y repercusión entre compañías que sólo se adueñan de una historia y la propagan, con aquellas que hacen algo innovador y lo transmiten, deja claro que éstas últimas arrasan en cuanto al éxito de su comunicación. Básicamente, las compañías “Storydoing” o “Generadoras de Historias” tienen 6 atributos que las diferencian:

  1. Tienen una historia propia
  2. Es una historia con una ambición más allá de las aspiraciones comerciales (algo no muy común, por cierto).
  3. Es una historia que entiende e involucra a toda la compañía, que la representa como bandera.
  4. Es una historia que impulsa a la acción en toda la compañía
  5. Dicha acción se suma en toda su comunicación (360°)
  6. Tiene “comunidades fan” que adoptan dicha historia, se comprometen y participan con ella (quizá el punto más importante y más difícil: que tu target tenga una interacción con tu comunicación y la adopte como propia, la propague y sea embajador de ella).

En contraste, muchas compañías se adueñan o copian historias ya existentes. Que aunque bien pueden reflejar los atributos de sus productos o servicios e incluso su filosofía, no son historias “tailor made”.

Peter Guber, en su libro “Storytelling para el éxito”, afirma con varios ejemplos a lo largo de su carrera en el mundo del cine, como los datos duros y el razonamiento concreto pueden ser una herramienta contundente para vender, pero no para recordar. Si en nuestra comunicación BTL queremos ser recordados y lograr un impacto real, debemos hacer precisamente lo mismo que hacían nuestros antepasados hace miles de años, para asegurarse de que su comunicación se difunda y sea recordada: contar historias.

Todos recordamos historias, muy pocos datos. Y si comunicamos beneficios, estos serán recordados mejor si están dentro de un relato.

Nos interesa más qué le pasó a fulanito de tal y por qué por naturaleza tenemos una atracción morbosa por el chisme. Recordamos a la compañía que tiene una campaña con la cual hace sonreír a la gente regalando momentos de felicidad y nos olvidamos de la otra que prefiere diversificar sus productos y cambiar su logotipo constantemente.

El Storytelling es viejísimo. Nuestro cerebro está diseñado para recordar relatos, desde hace miles de años. Y también, por supuesto, para recordar más a los protagonistas que a los narradores. ¿Qué opinas?

Para rascarle más:
1) Storydoing
2) True Story: How to combine Story and Action to Transform your Business

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.