• El ingenio mexicano es enorme, tanto como el del popular Elon Musk, al menos así lo califican en redes sociales gracias a la creatividad de una tortillería.

  • Los clientes colocan las monedas o billetes en una rampa, para después recibir el cambio por otra.

  • Las tienditas de la esquina, las fonditas y las tortillerías son indispensables para los mexicanos.

Se ha repetido hasta el cansancio que el Coronavirus COVID-19 se contagia por contacto directo, por ello se pide evitar tocarse la cara u ojos, protegerse con cubrebocas y sobre todo evitar salir, pero muchas personas no pueden permanecer en casa, ya que dependen de un pequeño negocio.

Recordemos que el SARS-CoV-2 se expande en pequeñas gotas respiratorias (moco o saliva) imperceptibles al ojo humano, que el infectado expulsa al hablar, al toser o estornudar.

Las tienditas de la esquina, las fonditas y las tortillerías son indispensables para los mexicanos y quienes las operan también son héroes sin capa porque se arriesgan todos los días a ser contagiados.

Pero el ingenio mexicano es enorme, tanto como el del popular Elon Musk, al menos así lo califican en redes sociales gracias a la creatividad de una tortillería en el país, en la que para evitar el contacto con los clientes, creó rampas.

Te recomendamos: 

En la imagen compartida por medio de Twitter y después también viralizada en Facebook, se ve el proceso simple pero efectivo que implementa el pequeño negocio: los clientes colocan las monedas o billetes en una rampa, para después recibir el cambio por otra, ambas con diferentes inclinaciones, dependiendo de para qué se les necesite.

Finalmente, hay una rampa para enviar el producto. Con esto, se evita el contacto directo y el tan afamado contagio por billetes.

Pequeños negocios

Esto puede ser una idea saludable para otros pequeños negocios que manejan efectivo todos los días y que pueden evitar contagios. Recordemos que unas 3 millones de personas dependen de las cerca de 1.2 millones de tiendas de abarrotes que existen en el país.

Desde la Dirección de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, se recomienda que al manipular billetes, no se deben tocar los ojos, la nariz o la boca, vías de ingreso para cualquier virus respiratorio.

Las tortillerías ganan, pues aunque la Procuraduría Federal del Consumidor negó que exista un incremento en el precio del maíz blanco, por lo que no hay justificación alguna para aumentar el precio de la tortilla, lo hay en distintas partes del país; en tanto, quienes atienden arriesgan su vida para hacer llegar el preciado alimento a la mesa de las familias mexicanas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL