Terminación de la relación laboral, solo para líderes

1782

Nota para el lector:

El presente documento tiene como objeto compartir algunos lineamientos generales para el adecuando manejo de un proceso de baja bajo condiciones generales y no involucra soluciones específicas para los diferentes tipos de complejidades en materia de relaciones laborales. Considera que un proceso de baja bien llevado puede ahorrar millones de pesos a tu empresa que sin duda pueden poner en riesgo la su estabilidad financiera.

En mi experiencia profesional, despedir a una persona no es y nunca ha sido una tarea sencilla, sin embargo, no podemos estar exentos como líderes de una organización de tener que enfrentar esta difícil situación por lo menos una vez en la vida. 

Llevar un proceso de despido nunca será algo grato, considera que este proceso, aunque difícil es una oportunidad para demostrar tus habilidades de negociación, comunicación y toma de decisiones (entre otras), así como mostrar tu lado humano.  Tu objetivo debe ser el convertir este proceso en una experiencia enriquecedora para las dos partes.

Antes de llegar a cualquier proceso de terminación considera que debes de dar un periodo de tiempo razonable (tú defines qué es razonable) en el cual hayas dado la retroalimentación constante y suficiente sobre su desempeño; ninguna persona merece ser sorprendida en ninguna circunstancia por una noticia que puede afectar su estabilidad económica y laboral. Es responsabilidad de cada líder brindar información constante a su colaborador sobre la forma en la que se está llevando a cabo su desempeño, si este es positivo recompensarlo y si es negativo establecer y definir los mecanismos que favorezcan la mejora de su productividad y en caso de no lograrlo la decisión sobre la baja de la persona no resultara algo inesperado.

Ahora bien, si el proceso de baja ya es inminente toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El proceso de notificación debe ser puntual sin dar tantas vueltas al asunto. En teoría no debería de llevarte mas de 2 minutos poder llegar al punto de la decisión para terminar la relación laboral, evita involucrarte en discrepancias del pasado. Toma en cuenta que la decisión ya fue tomada y no estas en una posición de ofrecer una negociación.
  • Enfócate en el proceso de salida no en los “porqués” de la decisión
  • Es muy probable que tu interlocutor busque negociar para evitar su salida…. En este punto déjalo hablar y que se explaye, sin embargo, bajo ningún motivo podrás cambiar la decisión que ya has tomado
  • Sé respetuoso todo el tiempo, y trata a la persona como te gustaría ser tratado
  • Previo a la reunión de baja, reúnete con el equipo de RRHH y Jurídico de tu empresa para establecer lineamentos y criterios, en caso que la persona a dar de baja haya sido contratada por una empresa de Outsourcing es indispensable que hayas acordado previamente con ellos la fecha de baja, motivos y condiciones bajo las cuales se habrá de llevar la terminación de la relación laboral.
  • Sigue los lineamientos que el equipo de Recursos Humanos y Jurídico te haya establecido. No debes negociar condiciones especiales, hacer promesas o dar tu palabra sobre acciones que no podrás cumplir.
  • En caso de que el motivo de la baja de la persona haya sido por un error humano, conserva la calma y por mas enojado que estés, evita despedir a la persona en el momento. Considera que cada proceso de baja requiere de una estrategia diferente.
  • Busca un espacio en el que puedas llevar a cabo la reunión de forma privada, evita interrupciones por parte de personas ajenas al proceso y en caso de que la persona requiera tiempo para asimilar la noticia no lo presiones para acelerar el proceso.
  • Mantén la confidencialidad de los pormenores del proceso de terminación para ti y solo compártelos con las posiciones involucradas en el proceso. Tu postura debe ser en todo momento el de un líder confiable y capaz de poder guardar los detalles que no son relevantes como una experiencia que no es de incumbencia de los demás.
  • Al momento de llevar a cabo todos los trámites legales relativos a la recolección de firmas, entrega de información etc, pide al equipo de RRHH y/o jurídico que se encarguen de cerrar el proceso. Tu responsabilidad como líder al frente de un proceso de baja termina una vez concluida la notificación.

Este tipo de procesos nunca serán sencillos o gratos, si consideras que es necesario contar con el apoyo de un profesional para asesorarte en este tipo de funciones acude con los expertos en esta materia dentro o fuera de tu empresa y evita con ello probables incidentes de carácter legal, así como afectaciones al estado emocional de las personas.

Rodrigo Ochoa es socio y director de Business Tools. Puedes localizarlo en [email protected]

 

Más columnas de Rodrigo Ochoa

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL