La guía mas completa que te ayudará a tomar la decisión de aceptar o rechazar una oferta de empleo

2852

Los procesos de búsqueda de empleo las diviso en 3 fases principales: Proceso de selección, Ofertas de trabajo y Toma de decisión.

Proceso de selección o proceso de entrevistas; como candidato es cuando a través de las diferentes entrevistas hacemos alarde de nuestras cualidades, habilidades y experiencia profesional, de igual forma es una gran oportunidad para aprender más de la empresa y comencemos a identificar el tipo de ambiente, estilo de trabajo, relación entre colaboradores, etc. 

Oferta de trabajo; una vez que la primera etapa ha sido cumplida satisfactoriamente, la empresa nos hace la propuesta de trabajo.

Toma de decisión: esta etapa a demás de ser en muchas ocasiones la que mas alegría genera en los candidatos es la que requiere de mayor concentración ya que es a partir de este punto en donde podemos dar un brinco al estrellato de nuestra carrera profesional o bien al fracaso. 

Ahora bien, ¿en que demos fijarnos antes de tomar la decisión de aceptar una oferta económica ya sea por que tenemos un trabajo fijo o bien por que no lo tenemos?

A continuación, te presento una lista de aspectos que te sugiero tomes en consideración antes de aceptar o rechazar una oferta de trabajo.  Cada rubro lo puedes evaluar con una sencilla escala de puntos que pueden ir del 1 al 5 en donde la puntuación mayor hace referencia a aquellos rubros a los que les darías mayor peso al momento de tomar la decisión.  Otra recomendación es que fijes una calificación mínima, media y máxima, es decir, si tu escala para la toma de decisiones involucra 10 rubros y de estos obtienes una calificación promedio de entre 25 y 35 puntos al momento de sumar la puntuación final, estarías en frente de una propuesta económica “Media” que implica un mayor riesgo para ti tomarla que continuar con tu empleo actual, en caso de que el resultado sea menor o inferior a 30 puntos, implica que el riesgo es mayor.  Cuando la suma de los puntos este entre 40 y 50 puntos podríamos hablar de una buena oferta de trabajo la cual podría representar una buena oportunidad para ti.

Escala de evaluación

  • Periodo de contratación: evalúa si el contrato que te ofrecen es por un periodo de prueba o bien por tiempo indefinido. 
  • Tipo de contratación: existen diferentes esquemas de contratación, ya sea a través de los conocidos sistemas de Outsourcing en donde el abanico de posibles contratos en variado o bien a través de la contratación directa en donde la empresa te ofrezca todos los beneficios que marca la ley pagados al 100%
  • Beneficios: hay dos formas de beneficios que otorgan las empresas y estos se dividen en “compensación en efectivo” y “Beneficios en especie”.  Los primeros son relativos a todos aquellos beneficios que implican dinero ejemplo de ellos son los vales de despensa, vales de restaurante, bonos (de todo tipo), días de aguinaldo superiores a los que marca la ley, prima vacacional cuando excede el 25% que establece la ley, etc.  Los beneficios en especie son aquellos que no involucran dinero, por ejemplo, seguro de gastos médicos mayores, seguro de vida, días adicionales de vacaciones a los que marca la ley. Etc.  Recuerda que puedes consultar los beneficios que marca la ley en la Ley Federal del Trabajo y la encuentras en la siguiente liga http://conocer.gob.mx/contenido/seccionesExtras/transparencia/pdfs/18.pdf
  • Programas de Capacitación: cada posición es diferente y conlleva sus propios retos, es importante que conozcas cuales son estos y los beneficios que te ofrece la empresa para estar a la altura de las circunstancias a través de los diferentes programas de capacitación que te pueda ofrecer la empresa.  Es importante que identifiques cuales son los cursos que pueden llegar a representar un costo para ti así como sus implicaciones y condiciones
  • Oportunidades de desarrollo: es muy común que las empresas hablen de planes de desarrollo, lo que no es tan común es que los lleven a cabo. Aprovecha los momentos con el área de Capital Humano o bien con tu próximo jefe para que te platique de situaciones y casos reales de cómo aplican y en que casos los programas de desarrollo de personal.  No olvides cuales son las expectativas que se tienen de ti y de tu puesto en los primeros 12 meses y de lograr o superar los objetivos cuales son los beneficios que estos traerán consigo para ti. Por último, no olvides poner en blanco y negro todo lo que acuerdes ya que una vez que firmas el contrato y no incluiste estos conceptos difícilmente podrás tener otra oportunidad para negociarlos.
  • Reputación de la empresa: con el desarrollo de nuevas plataformas tecnológicas ahora puedes conocer sobre la reputación de las empresas así.  Glassdoor.com y Linked.com son dos páginas que te ayudarán a conocer mejora tu probable futuro empleador
  • Clima laboral: ¿recuerdas esas entrevistas de trabajo que tuviste en las oficinas de la empresa? Esa es una buena oportunidad para identificar el tipo de ambiente organizacional que predomina dentro de la empresa, si todas tus entrevistas fueron fuera de las oficinas puedes preguntar al responsable de RRHH sobre los resultados de la última encuesta de clima, así como las áreas de oportunidad en las que esta trabajando la empresa para mejorar su calificación
  • Responsabilidades del cargo / claridad en las responsabilidades del puesto:  tener claro cómo aporta valor tu puesto y tú a este, es bien importante, de igual forma el saber quienes y que áreas son con las que mayor interacción tendrás, así como los retos de relacionamiento o interacción que tienes que enfrentar serán claves para que estés bien consciente de lo que vendrá en el futuro.
  • Ubicación: no solo una buena oferta económica es suficiente para tomar la decisión de tomar un empleo.  En esta ciudad en donde la velocidad promedio para desplazarse en auto o transporte público es de 14 km/h la distancia entre tu casa y el lugar de trabajo tiene un peso importante en la toma de decisión.  No olvides también considerar algunos elementos de seguridad como, por ejemplo: zonas de riesgo a consecuencia de los temblores, altura del edificio y el piso en el que estarás trabajando, riesgo de siniestralidad por asaltos, etc.
  • Situación económica de la empresa y del país: este punto es critico y no puede tomarte por sorpresa, más si actualmente cuentas con un trabajo estable. La buena o mala situación financiera de las empresas en la mayoría de los casos no se da de la noche a la mañana por lo que preguntas como ¿platícame de los resultados financieros de la empresa en de los últimos 3 años? o ¿cuál es la taza de crecimiento de la organización en los últimos años? son preguntas que te ayudarán a a tomar una buena o mala decisión profesional
  • Jornada Laboral: es necesario que tengas claro cual es el modelo de negocio que sigue la empresa, así como su ritmo de trabajo.  Hay desde las organizaciones más avanzadas que pueden ofrecer los planes de home office más atractivos (sin embargo, es importante que conozcas que implican) hasta las empresas que ofrecen los esquemas más mata pasiones del mundo en el que valor la hora nalga sobre la productividad.  En este rubro no existen los buenos y los malos horarios o jornadas de trabajo ya que todo dependerá de tus necesidades y expectativas.
  • Cultura organizacional: entiéndase que Cultura y Clima organizacional no son lo mismo. La mejor definición de Cultura es cómo es que se hacen las cosas dentro de una empresa cuando nadie te esta mirando. Dicho de otra manera, la forma en que se toman las decisiones, la forma de operar, el apego o no a políticas y procesos internos, así como el cumplimiento de las leyes establecidas en nuestra constitución, fiscales y regulatorias son señales que recibes por parte de la misma empresa para que sepas que esperar de ella
  • Reputación del jefe: este es una de mis favoritas, si durante el proceso de entrevistas tu futuro jefe te hizo esperar mas de 2 horas en el pasillo o no llego a la reunión por lo que fue necesario reagendar en una o varias ocasiones, esto es una señal de lo ocupado o informal que puede llegar a ser esta persona por lo que en el trabajo del día a día es muy probable que se puedan presentar estas mismas situaciones. También te sugiero averigües sobre su estilo de liderazgo con otras personas del equipo, indaga de él cuales son sus temas de interés, sus virtudes y uno que otro defecto. Recuerda que el 85% de la rotación que se presenta en una empresa es derivada del estilo de liderazgo que ejercen los jefes, bien dicen que “la gente no renuncia a las empresas, renuncian a su jefe”
  • Antigüedad en tu empresa actual: en mi opinión este punto trata más de una decisión financiera y de desarrollo profesional que de una situación emocional. Por cada año que trabajas en una empresa tienes derecho a ciertos montos de dinero por año cumplido por lo que dependiendo el tiempo que lleves trabajando para la empresa actual tú estas generando un pasivo laboral que se cuantifica en dinero. Sobre la base de tu empleo actual toma en consideración lo siguiente antes de aceptar una nueva oferta laboral: política de pago de liquidaciones de tu empresa actual, planes de crecimiento y desarrollo para tu futuro profesional, situación económica de la empresa actual y futuro a mediano plazo, nivel de responsabilidad actual y futura, necesidades actuales y futuras.  Cuando eres un candidato muy atractivo para una empresa es probable que puedas llegar a negociar lo que se conoce como “Parachute Bonus” en donde la empresa contratante puede llegar a reconocer total o parcialmente tu antigüedad.
  • El título de puesto no lo es todo: el título de una posición puede variar de una empresa a otra dependiendo del nivel, del tamaño y de la complejidad de la estructura operativa de dicha organización. En general la mayoría de las empresas se administran por un tabulador salarial el cual este ligado a niveles o bandas salariales las cuales están determinadas por la contribución del puesto a los resultados de la empresa. Es por ello que puedes encontrar dos posiciones como gerente de… que cuando las comparas entre empresas en una puede tener un valor por ejemplo de $40,000 mensuales y en otra empresa ese mismo título de puesto puede tener un rango de sueldo $80,000 a lo que me refiero en este punto es que, aunque dos posiciones se llamen de la misma forma no necesariamente pagan igual y en definitiva no tienen el mismo nivel de complejidad y de responsabilidad.
  • Sueldo base o sueldo nominal: este punto lo dejo para al final con toda intensión ya que en la mayoría de los casos con solo escuchar que una empresa te ofrece un +30% de incremento la gente toma la decisión de aceptar el empleo sin analizar los puntos mencionados anteriormente. Toma en consideración lo siguiente… de poco o nada te va a servir para tu desarrollo profesional tomar la decisión de cambiar de empleo solo por un incremento en el sueldo base, si por el contrario estás perdiendo en los “beneficios en efectivo”. Te sugiero hagas un balance y totalices las beneficios directos e indirectos que traen consigo el aceptar moverte de empleo, después de todo, el sueldo base no lo es todo.

Esta guía tiene por objeto ayudarte a tomar la decisión que mejor convenga a tus intereses profesionales y financieros. Si decides seguir estos consejos déjame saber si te funcionaron o no escribiendo a mi mail el cual comparto en mi firma.

Más columnas de Rodrigo Ochoa

Rodrigo Ochoa, socio de Business Tools
[email protected]

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL