Ponerte en el lugar del consumidor es una estrategia que no falla. El insight va más allá, te permite incluso desnudar sus pensamientos para saber qué quiere, cuándo lo quiere y cuál es la manera más fácil de conseguirlo.

Está herramienta te permite conocer el pensamiento y los sentimientos del consumidor. Del mismo modo, podrás descifrar los secretos que guarda al decidir comprar un producto, dándote respuestas que tienen que ver con los deseos que ni siquiera el propio consumidor sabe que tiene.

Tal como lo menciona Cristina Quiñones en su libro ‘Desnudando la mente del consumidor’, “es preciso ver donde otros no ven, para encontrar lo que otros no encuentran”. Por lo que no es una tarea fácil, incluso podrías toparte con múltiples trabas; sin embargo una vez que el reto está desbloqueado, podrás usar los resultados a tu favor.

Situaciones en las que el insight toma poder

1. Comunicación

No hay nada como mantenerte en contacto con tus consumidores. Esto te ayudará a descubrir más sobre ellos y a conectar mediante la conversación para ahondar en su percepción ante tus productos y servicios, así como ante los de la competencia.

De esta manera, ellos podrán saber que realmente son considerados para la toma de decisiones de la marca, creando una sensación de lealtad.

2. Branding

Cuando logras desnudar el pensamiento de los compradores, sabes qué necesitan y puedes crear nuevos conceptos para satisfacer esas necesidades.

Esto además de mantener cubierto el mercado, te ayudará a posicionarte como opción considerable ante nuevos clientes.

3. Innovación

Saber la opinión de los consumidores siempre será útil para tu marca. No importa si esa opinión es buena o mala, ya que si es buena, trabajarás en que sea perfecta. Y si es mala, te servirá estar al tanto para crear estrategias que te ayuden a mejorar.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL