Uno de los principios básicos del marketing, casi de manera implícita, es que entre mejor conozcas a tu público meta, mayor será la efectividad que tenga la estrategia que estés realizando. Para conseguir esto, se puede realizar una muy minuciosa segmentación; sin embargo, hay componentes que pueden ser la clave del éxito de una campaña: los insights. ¿Cómo pueden conseguirse y por qué son tan útiles? Precisamente en las siguientes líneas abordaremos algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

Entendidos como información sobre el público meta que está involucrada con su comportamiento, sus necesidades y sus gustos, los insights se pueden obtener principalmente a través de la investigación. Sin embargo, dicha búsqueda de datos debe ser considerablemente profunda, de tal modo que los registros que se obtengan nos puedan ayudar a saber con exactitud qué es lo que quiere el cliente.

No obstante, no sólo hay que considerar la investigación al buscar insights, sino que también será necesario contar con una buena capacidad de análisis. Con la información que se tiene hay que reconocer dónde están los datos relevantes sobre el comportamiento, gustos y necesidades del público meta.

Una vez que ya se tengan definidos algunos insights, habrá que probarlos en la ejecución, con la finalidad de corroborar y medir su eficacia de manera objetiva y cuantificable. De este modo, podremos descartar los que no nos sirven y concentrarnos en los que sí.

Esta información clave del consumidor nos ayuda a generar campañas que logren conectar de manera más profunda y efectiva con el público meta, aspecto que se puede convertir en un diferenciador importante de las estrategias que se generan y que puede, a su vez, ayudarnos a posicionarnos en un mercado que está cada vez más saturado de competidores, motivo por el cual hay que prestarle mucha atención a estos aspectos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL