Aún cuando pasamos largas horas creando productos y servicios cada vez más complejos, con mayores complementos y aderezados por tanta información, lo que más valoran los compradores es una cosa: la simplicidad.

Más artículos de Jaime Torres:
Burger King lanzó el anzuelo, McDonalds lo regresó vacío
La Cara Externa
El área de suplicio al cliente

Champús llenos de micro-cápsulas con vitaminas y nutrientes para el cabello, tarjetas de crédito con seguros innecesarios y distintivos que nunca usamos pero seguro si pagamos su alta anualidad, préstamos e hipotecas con mas letras chicas que una biblia de bolsillo, grandes corporativos que sacan nuevos productos todo el tiempo o bien, pretenden publicitarlos todos juntos para confundirnos más. En fin, nos gusta complicarnos la vida tratando de competir con más y más mafufadas que traten de justificar más ventas.

Pretendemos comunicar diez beneficios diferentes en una campaña de publicidad, dando un mensaje en radio, otro en TV, otro en medios digitales y otros más en medios below the line. Al final, una comunicación poco efectiva y con escasa o nula recordación.

Pero si analizamos las marcas que han hecho historia y marcado un rumbo, podemos ver que se han enfocado en un solo concepto, que además es muy simple, fácil de entender por cualquier persona y esto, también, lo han plasmado en sus diferentes medios publicitarios.

Sobre todo, en el ámbito del BTL, la simplicidad cobra una mayor importancia. Porque la gente se detendrá y prestará atención algunos segundos o minutos en un concepto que entienda rápidamente, que sea claro y que sea lo suficientemente original para llamar su atención.

En este sentido, quiero compartir dos videos, que son grandes ejemplos. Uno, el de Disney, mostrando como la simplicidad del brazalete para entrar a sus parques y usar en sus hoteles, es algo que simplifica las cosas a un grado tal, que la gente desearía utilizarla para cualquier cosa. El otro, es una muy interesante visión de Steve Jobs sobre su estrategia de marketing. En él, indica la importancia de una estrategia simple y un mensaje claro y diferente para realmente hacer click con el comprador, quien lejos de sumergirse en la complejidad, busca mensajes y productos que lo inspiren.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL