A nivel mundial, alimentos y moda son categorías que han funcionado como un importante detonador del comercio electrónico. En Estados Unidos, se estima que 60 por ciento de los consumidores han ordenado al menos una vez a la semana comida a través de Internet. 

Los servicios de entrega a través de terceros hace algunos años eran bastante populares, sin embargo con la proliferación del e-commerce las marcas se han visto obligadas a desarrollar su propuesta de valor, integrando nuevos canales de compra, distribución y comunicación. No obstante, aún hay marcas que apuestan por los servicios de terceros para entregar de manera más eficiente sus productos al consumidor. 

Es el caso de Costo Wholesale, el retailer estadounidense informó que está probando la entrega de medicamentos recetados a través de Instacart en California y Washington, con el propósito de aportar una mayor conveniencia al consumidor, que cada vez prefiere conectar con las marcas a través de medios digitales. 

Los clientes que soliciten medicamentos a través de Instacart deberán ser mayores de 18 años e ingresar la receta al momento de su pago, así como presentar una identificación al momento de la entrega. 

Cabe señalar que los medicamentos entregados por medio de este servicio garantizan la calidad al consumidor, ya que los pedidos son entregados en una bolsa sellada a prueba de manipulaciones.

Más tecnología en punto de venta

El uso de tecnología es una de las apuestas principales de los retailers en Estados Unidos. Walmart anunció hace poco que sus clientes ya pueden comprar a través del asistente virtual Siri de Apple. Con esta estrategia el retailer busca entregar una opción de compra más atractiva al consumidor que busca más experiencias de compra. 

En Estados Unidos, los consumidores (45 por ciento) dice que realizaría con mayor frecuencia pedidos online si las marcas contarán con un programa de lealtad, según datos de Statista. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL