¿Qué tan importante es el diseño en una propuesta creativa?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Fondo es forma y forma es fondo. Mientras exista claridad en esta fundamento, en cualquier propuesta creativa saldremos adelante. Ahora bien, existen varias fases que tenemos que tener en claro para hacer propuestas creativas. Depende a quién la hagamos la propuesta, en qué fase y de qué hagamos la propuesta creativa. Sólo así sabremos, qué tan importante es invertir tiempo, talento y recursos en cuanto a diseño (forma que también es fondo al mismo tiempo) en una propuesta creativa. Una propuesta es como hacer un “striptease”. Nunca del nunca se debe de enseñar todo o se perderá el encanto. Es como si cogemos antes de casarnos. O de plano, tomarán todas tus mejores ideas, las robarán y correrán con otra agencia a hacerlas sin ti. Es lo más frecuente del mundo en la mercadotecnia. Una propuesta debe ser vendedora pero telegrafiada. Vendedora, prometedora, cumplidora pero no decirlo todo para no ser duplicada o copiada.

El diseño es un complemento creativo del texto en una propuesta. En definitivo es un segundo plano. No porque sea menos importante. Simplemente porque es un acompañamiento muy clave. El texto y la síntesis deben de llevar la vanguardia y la pauta creativa en la propuesta porque es la aguja clave de la dirección y el razonamiento creativo de lo que se hace, por qué se hace, cuando se hace y cómo se va a hacer. El texto debe de narrar y encender la historia que se va acompañar y el diseño debe de ser como un cobertor ilustrador de lo que se está contando para ayudar a vender la idea, mas costosa, con mayor producción y a al mejor valor posible.

¿Depende el sapo es la pedrada?

No. Si pensamos así, la realidad es que vamos hacia la mediocridad. Es indispensable crear proceso y tabuladores de prospección estandarizados. Con diseño y texto vendedores incluidos. No vamos a hacer una propuesta más bonita para un cliente que tiene más presupuesto y una propuesta con menos diseño para un cliente con menos dinero. El balance es fundamental. Es mostrar músculo creativo en cuanto a formas de diseño pero también síntesis con frases potentes que delimiten un mensaje que el cliente necesita escuchar y que hagan eco en sus clientes. Que apuntalen a la venta y a los objetivos de los intereses de la organización.

¿Qué tanto diseño y cuándo y cómo?

Para los clientes, el diseño implica costo o valor. Lo que recomiendo es ir poco a poco aplicando más diseño, talento y tecnología de diseño a las propuestas conforme avancen las relaciones con los clientes. En el primer contacto. Una propuesta debe ser más estratégica, con más texto que diseño y poco a poco, ir incluyendo, habilidades de diseño conforme la relación avance o vaya madurando. Como dice un dicho de mi tía Chela: “A los clientes y a las mujeres, ni todo el amor, ni todo el dinero…”, Yo agregaría: “A los prospectos ni todas las ideas, ni todo el diseño…”. Siempre es importante estar ejercitando el músculo de estar haciendo constantes propuestas contra la estadística. En tiempos normales, de 10 propuestas, quizá sólo 2 ó 3 prosperen y se concreten. Por lo mismo si quieres vender 6 proyectos a la semana tienes que hacer unas 25 propuesta a las semana.

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.