En México, uno de los formatos que tendrá un mayor posicionamiento en los próximos años son los supermercados. Se trata de aquellos establecimientos comerciales donde los consumidores pueden encontrar artículos de diferentes categorías como alimentos, ropa, limpieza, entre otros.

En 2018, retailers como La Comer, Mercadona y Lidl son algunas de las cadenas que mantendrán inversiones durante este año para continuar su expansión en sus respectivas regiones. En el caso de México, durante 2017 los supermercados registraron ingresos por 624 mil 100 millones de pesos, según la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales.

Cabe señalar que en México las compras en línea siguen aumentando. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), las compras realizadas en nuestro país a través de Internet (que fueron pagadas con tarjetas de débito o crédito) aumentaron 112 por ciento entre enero y septiembre de 2017. Según la Condusef, estas cifras representan 118.1 millones de transacciones en comparación con los 55.6 millones de transacciones realizadas en el año anterior.

En definitiva, son buenas noticias para el comercio electrónico mexicanos, ya que, en ese periodo, las compras en comercio electrónico sumaron 89 mil 632 millones de pesos.

En este sentido, uno de los formatos de retail que están dominando el mercado son los supermercados, debido a que los compradores mexicanos están encontrando ventajas en comparación con las tiendas físicas, principalmente en la compra de la despensa.

¿Qué está llevando al shopper mexicano a comprar su despensa en línea? De acuerdo con el Observatorio Shopper Experience, los cinco principales motivos para comprar en la tienda física son poder ver los productos en detalle (65 por ciento), elegir los productos (61 por ciento), gusto por comprar presencialmente (42 por ciento), mayor variedad de productos (37 por ciento) y acceder a promociones exclusivas en tienda (36 por ciento), 

Además, es importante señalar otro factor: la diferencia entre comprar la despensa en la tienda física y la online, que es básicamente el tiempo invertido. De tal manera que los consumidores mexicanos compran su despensa en línea principalmente por el tiempo que dedican, según la fuente ir a la tienda física toma a los mexicanos dos horas en promedio, mientras que hacerlo a través de Internet requiere una hora.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL