• Nissan anunció que que despedirá a 200 trabajadores de su planta en el estado de Aguascalientes para hacer sostenible a la compañía. 

  • El año pasado en México, entre enero y noviembre, el Versa  lideró el mercado.

  • La venta de autos nuevos cayó 80 por ciento el primer bimestre de 2020.

Las ventas y exportaciones en la industria automotriz a nivel global en el mundo, han sido duramente afectadas por la pandemia, pues solo durante, la venta de autos nuevos cayó 80 por ciento.

En México, una de las principales representantes, Nissan, se ha visto afectada, a pesar de que el año pasado, entre enero y noviembre, su Versa fue el modelo que lideró el mercado con una participación de 6.6 por ciento sobre el total de vehículos comercializados con 78 mil 839 automóviles, de acuerdo con cifras del INEGI.

La pandemia de COVID-19 fue determinante en sus cifras y por ello es que despedirá a 200 trabajadores de su planta en el estado de Aguascalientes para hacer sostenible a la compañía.

“Se realizarán aproximadamente 200 bajas de trabajadores dentro de la línea de producción de Aguascalientes, bajo los lineamientos indicados por la Ley Federal del Trabajo. Nissan continúa comprometida con la sociedad y el mercado esperando una pronta recuperación hacia el futuro”, dijo la empresa durante la presentación del nuevo modelo Sentra 2020.

Esta acción parece parte de su anuncio sobre un plan para transformarse en una automotriz más pequeña y con mejor eficiencia de costos, luego de que la pandemia los llevó una caída en rentabilidad, lo que derivó en su primera pérdida anual en 11 años.

Te recomendamos:

Es por ello que 200 trabajadores mexicanos perderán su fuente de manutención y la de sus familias, sumándose a los millones de desempleados que se registran en la nación, sin que hasta el momento puedan acceder a programas concretos para auxiliarlos.

La primera Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) que presentó el INEGI, reveló que 12.5 millones de personas perdieron su empleo solo en abril.

Según la compañía, en cuatro años reducirá su capacidad de producción y sus series de modelos en cerca de un quinto para disminuir alrededor de 2,800 millones de dólares en costos fijos.

Además de despedir a 200 mexicanos, Nissan Motor cerrará plantas en España e Indonesia, dejará el mercado surcoreano y removerá su marca Datsun de Rusia.

La venta automotriz en México cerró con una cifra de 317 mil 727 unidades comercializadas, un 7.7 por ciento menos con respecto al cierre de 2018, lo que se prevé aún peor este 2020, cuando la industria se enfrenta al coronavirus.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL