La palabra Brief tiene un origen militar; proviene de la palabra inglesa Briefing que significa breve y era utilizada para nombrar a todas las órdenes rápidas que se les daban a los soldados.

El término fue adoptado por la industria publicitaria para referirse a las instrucciones que los clientes dictan a las agencias para desarrollar una campaña.

El brief nos permite ordenar las tareas. Es una serie de datos que usamos para generar ideas y orientarnos para implementar acciones de marketing. Lo ideal es que el brief se elabore en conjunto con los clientes para perseguir los mismos objetivos, en otras palabras, estar en el mismo canal. Aunque esto no siempre sucede.

Una gran campaña parte de un buen brief, un plan que define con certeza qué quiere el cliente, cuáles son sus objetivos y con qué presupuesto cuenta. Es necesario hacerlo con tiempo suficiente para trabajar en los detalles y evitar confusiones.

Los elementos básicos de un brief son los siguientes:

  1. Objetivo General
  2. Antecedentes de la marca, empresa y/o producto
  3. Situación actual: valor del mercado, competencia, tendencias del consumidor
  4. Estrategia: objetivos específicos, comunicación, target
  5. Requisitos: restricciones, regulaciones y prohibiciones legales y directivas
  6. Presupuesto en tiempo y en dinero
  7. Entregables: reportes, informes, análisis, métricas
  8. Salir al mercado en fechas.

Te invitamos a descargar de forma gratuita el Whitepaper “Briefing: definiciones, tipos y How To’s” dando clic aquí

Si deseas conocer más sobre briefing, los siguientes enlaces seguramente te serán de utilidad:

Estamos seguros que los siguientes documentos descargables serán de tu interés:

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL