Es muy sabido por todos los profesionales que se dedican a la mercadotecnia que la segmentación es una de las piezas fundamentales para que cualquiera de las acciones de mercadeo funcione y logre tener éxito. Sin embargo, ¿qué tanto habrá que segmentar a una población? Tanto cuanto sea necesario para las necesidades de la marca y de la campaña que esté realizando. No obstante, hay una tendencia para que está ganando cada vez más terreno: el microtargeting. ¿Qué significa este término? ¿En qué consiste? Son algunas de las preguntas que abordaremos en las siguientes líneas.

El microtargeting, que ha sido castellanizado como microsegmentación, es la estrategia de mercadeo que realiza una segmentación de la población de manera muy detallada. Dicho en otras palabras, se buscará llegar a un público muy concreto.

La finalidad del microtargeting es conocer muy bien al público meta al que se destinan los esfuerzos de marketing de una cierta marca. Si conocen de manera minuciosa las necesidades, gustos, preferencias, pasiones e incluso aquello que lo le agrada las personas se puede realizar estrategias más específicas, las cuales, a su vez, sean más efectivas.

Es importante mencionar que el microtargeting permite realizar estrategias que prácticamente son personalizadas para los clientes, puesto que, como se conoce muy bien su perfil, estarán hechas a la medida.

Cabe destacar que la estrategia de microtargeting normalmente es utilizada en el marketing político; sin embargo, también puede ser usada con frecuencia por las empresas B2B, ya que se cuenta con el presupuesto necesario para hacer una segmentación minuciosa del público meta y se pueden hacer campañas específicas.

Es más complicado aprovechar este tipo específico de específico de segmentación con marcas de consumo masivo, tanto por el presupuesto que requeriría su implementación y su respectiva ejecución, aunque el retorno de inversión (ROI) que se obtenga sea considerablemente amplio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL