Uno de los pilares en los que se fundamenta el marketing en la actualidad es la promoción, la cual forma parte de las cuatro P del la mezcla de mercadotecnia (las otras tres son el plaza, el producto y el precio). Aunque es uno de los conceptos más importantes en esta área, lo cierto es que muchas veces no es comprendido con cabalidad e incluso puede ser confundido con la promoción de venta. Sin embargo, ¿cuál es la diferencia que existe entre la promoción de marca y la de venta? En las siguientes líneas abordaremos algunos de los puntos más importantes de este tema.

La promoción implica las acciones, estrategias y campañas en las que se genera un mensaje el cual tiene como finalidad recordar e informar a las personas respecto a una determinada marca, además de persuadir para generar la venta.

Por su parte, la promoción de venta es la serie de técnicas y estrategias que se utilizan con la finalidad de generar la compra.

Por su parte, la promoción de marca utiliza una gran variedad de medios con la finalidad de difundir el mensaje de la marca. Pueden ser desde los convencionales (como la televisión, la radio y los medios impresos) hasta los no convencionales (como las activaciones, eventos, patrocinios, etc.).

La promoción de venta implica técnicas y herramientas como el 2×1 o el llevarse gratis un producto en compra de otro, lo cual puede ser percibido como un diferencial que persuada al público meta de comprar un artículo.

Mientras que la promoción de marca es un concepto considerablemente amplio, cuyos objetivos pueden ser muy variados, en el caso de la de venta, la meta es siempre la misma: el hacer que el cliente adquiera el producto, por lo regular es local y se encuentra ceñida al punto de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL