Hay marcas que gastan cantidades considerables de dinero con la finalidad de generar materiales promocionales para llegar a un público amplio. En ocasiones, estos esfuerzos suelen ser efectivos y suficientes, pero en otros casos esto no basta. En contraste, la promoción que se realiza de boca en boca no sólo es mucho menos costosa, sino que es considerablemente efectiva, aunque cabe destacar que es la más complicada de lograr. ¿Qué herramientas nos ayudan a hacerla? En las siguientes líneas abordaremos algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

La atención al cliente es quizá una de las herramientas más efectivas al momento de generar una promoción boca a boca. Cuando a los consumidores se les proporciona la información oportuna y clara sobre el producto que adquirieron, así como también se atendió de manera rápida sus quejas y comentarios, es más probable que hablen bien de la marca.

Otra de las herramientas que ayudan a generar una promoción boca a boca, al menos de manera tangencial, es el total quality management. El principal motivo de esto es que, cuando una empresa garantiza la calidad de todos y cada uno de sus procesos y productos, existe una mayor probabilidad de que el cliente quede satisfecho con su compra y, en consecuencia, la recomiende con otras personas que conozca.

Técnicas como los programas de lealtad suelen ser muy efectivos para generar una estrategia de marketing relacional, la cual, a su vez, está ligada a una buena promoción de marca de manera orgánica. Si al cliente se le da un componente que le ofrezca un valor agregado como premios por su compra, querrá transmitirle a sus conocidos dichos beneficios para que ellos también los tengan y puedan aprovecharlos. En este sentido, promociones de venta como descuentos o rebajas diferenciadas también pueden ayudar a este objetivo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL