Una cosa es decir que se es la mejor empresa en un ramo y que se tiene los mejores procesos y otra cosa muy distinta es serlo en verdad. Lo primero se logra a través de una buena estrategia de relaciones públicas, mientras que lo segundo se consigue por medio del esfuerzo y el trabajo arduo, pero sobre todo, a través de sistemas como el total quality management, qué consiste, grosso modo, en garantizar la máxima calidad en todos los procesos y productos que se generan en cada una de las áreas de una empresa y, en consecuencia, en su totalidad. Este método puede optimizar se por medio de herramientas como big data, machine learning y la inteligencia artificial.

En cada una de las áreas de una empresa, por lo regular se trabaja con grandes cantidades de información, las cuales Pueden ser procesadas, estudiadas y analizadas por medio de herramientas como el big data. A través de él, es posible determinar patrones y tendencias sobre aspectos que se pueden mejorar y brindar una mayor calidad. También es posible generar análisis predictivos, para saber qué es lo que se puede optimizar en un futuro y anticiparse.

La información obtenida por el big data de puede usar de manera conjunta con el machine learning para que las computadoras nos ayuden a generar está optimización de manera más ágil y eficaz, lo cual, por supuesto, tendrá un impacto en el total quality management.

La inteligencia artificial es otra de las herramientas que pueden tener un impacto positivo en el total quality management, en gran medida porque permite la automatización de distintos procesos en los que se perdía tiempo, pero lo que el trabajo se hará más eficiente con este tipo de herramientas tecnológicas, que hay que tener en cuenta al momento de trabajar en el área de marketing.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL