En la era de la información y la hiperconectividad, la gente está constantemente saturada con mensajes promocionales en prácticamente todo momento, de tal modo que las personas terminan saturadas con ellos, hasta el punto de que casi cualquier anuncio es considerado como intrusivo. Para evitar esto, muchas marcas optan por trabajar con estrategias como las de contenido, a través de la cual se puede entablar una charla más orgánica con el consumidor.

Cabe destacar que en lo que tienen que ver con marketing, el contenido se ha convertido el rey, de tal modo que es posible utilizarlo de manera conjunta con algunas estrategias de marketing, como algunas de las que mencionamos en las siguientes líneas.

Inbound marketing

Esta herramienta de marketing se basa en la utilización de contenido para llevar a los clientes potenciales por un camino para transformarse en consumidores de la misma. Es bien sabido que el inbound marketing funciona con distintas etapas (por ejemplo, la captación de leads o la maduración y calificación), donde, dependiendo de las capacidades, se genera textos para captar la atención del público meta y orientar su decisión de compra.

Product Placement

Otra de las herramientas de marketing que trabajan con este tipo particular de contenido es el producto placement. Es muy común ver este técnica en películas o series, en las que se hace mención de manera discreta de la marca promocionada.

Social media

La médula espinal de esta herramienta de marketing es el contenido. A través de publicaciones, videos o enlaces, se pueden compartir mensajes de la marca con el público mera al que va dirigida una estrategia.

En cualquiera de los casos, es necesario considerar cuál es el público al que se dirige un contenido, qué es lo que le resulta atractivo, interesante o emocionante, con la finalidad de realizar materiales con los que se pueda captar mejor la atención del publico meta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL