Es bien sabido entre los mercadólogos que el punto de venta es el espacio más importante para una marca. El principal motivo de esto es porque la mayoría de las decisiones de compra son tomadas por las personas en este espacio, en el cual compiten distintas formas con la finalidad de captar la atención de la gente. ¿Cómo una firma puede lograr esto? Una de las ramas de la mercadotecnia que se encarga de esta tarea es el category management, concepto que se apoya en distintos términos para su ejecución, algunos de los cuales mencionaremos a continuación en las siguientes líneas.

Participación en el anaquel

En category management este término es de gran ayuda para determinar cuál es la cantidad y distribución de productos de una cierta marca que serán colocados en un estante, aspecto que será determinado por diversos aspectos como la cantidad de ventas que se registren del producto o incluso la cantidad de dinero que pague una empresa para ocupar un lugar preponderante en el punto de venta.

Planogramas

Una vez que se tengan la participación en el anaquel de todos los productos que serán colocados en un punto de venta, será necesario diagramarlos de manera gráfica, para que esto sirva como guía cuando se trabaja en el category management, tarea que se puede conseguir por medio de los planogramas, mapas que puede ser de muy variado aspecto, pero cuyo principal objetivo es visualizar los artículos en el punto de venta.

Frenteo

Regularmente, los productos que se comercializan en un punto de venta tienen empaques basados en figuras geométricas, por lo que pueden tener más de una cara. ¿Cual colocar a la vista de todos? Para esto es importante trabajar con el frenteo, pues nos determina cual es la posición óptima que debe tener un artículo para que destaque y sea claramente percibido tanto por consumidores como por shoppers en general.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL