El marketing below the line es un área de la mercadotecnia que se caracteriza fuertemente por la creatividad y la innovación que implica al momento de generar estrategias para a comunicarse con el público meta. Desde las activaciones hasta los eventos están diseñados para que un target bien definido no sólo voltee a verlas, sino que interactúe con ellas. Sin embargo, hay técnicas que resultan aún más llamativas que otros. Un gran ejemplo de esto es lo que se conoce como street marketing, cuyos principales beneficios y características te mencionamos a continuación.

Entre las principales características con las que cuenta el street marketing se encuentran la intervención de espacios públicos con elementos estáticos, de orden más contemplativo, cuya finalidad es sorprender al transeúnte en su trayecto.

Precisamente la utilización de elementos estáticos y contemplativos son lo que lo distingue del ambient marketing.

Otro de los aspectos (que conicide también con los beneficios que genera) que caracterizan al street marketing es su capacidad para generar un potente brand awareness.

En función del tipo de acciones que se genere como parte de esta estrategia, se puede seleccionar material que estén en la vía pública en 7/24 o durante ciertos momentos del día. Esto nos permite regular la exposición que tiene tanto la actividad como la marca.

Es importante mencionar que el street marketing sobresale de otras estrategias de mercadotecnia no convencional por la gran creatividad que implica no solo su creación, sino también su ejecución. Esto permite captar de manera mucho más sencilla la atención del público meta, además de que también facilita el hecho de poder generar un recuerdo en la mente de la gente.

Aunque el tiempo de duración de las acciones que se realizan de street marketing es variable, cabe destacar que, por lo regular, son actividades considerablemente efímeras, esto variará de acordé a los objetivos que persiga la campaña en cuestión.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL