Las estrategias de marketing buscan posicionar en la mente de los consumidores una marca y con esto hacer más potente su presencia en el marcado, obteniendo así mayores beneficios.

Por ello, se recurre a la promoción de la marca en eventos, pero no sólo se trata de asistir y gritar al mundo la existencia de la marca, hay que estudiar las opciones y maximizar los beneficios de estar en un evento del gremio con un marketing inteligente.

Ya que cada empresa tiene claro hacia qué mercado va dirigida su estrategia y los clientes potenciales ya están ubicados, el marketing de eventos es un aliado para posicionar en la mente de consumidores potenciales. Hay dos modos principales:

  • Ser parte de un evento de modo activo, como empresa que vende.
    Ser el patrocinador de una marca en un evento que no es el rol principal del patrocinador.

Como partícipe

Se fortalece los conocimientos del producto, así como del mercado pues en el evento se puede interactuar y solicitar información complementaria de ambos.

La familiarización con el producto en un plano real al ver la reacción de los consumidores. Con esto se atacan las posibles necesidades a resolver por parte del mercado así como los valores agregados del producto.

También se consigue dar seguimiento a los casos de éxito.

Como patrocinador

Se puede instaurar una imagen de apoyo hacia industrias complementarias, con ello se incrementa la buena imagen de la empresa.

Además, en el sitio se exhiben los productos y los beneficios que éstos brindan frente a la competencia directa.

En sí, al asistir como patrocinador la mayor ganancia es generar visibilidad. Así las personas que ya son clientes fortalecen la fidelidad y los potenciales consumidores asocian la marca con campañas de gremios ajenos, esto quiere decir que se abre una posibilidad de ser recordado cuando el consumidor no esté pensando en la industria propia.

Los eventos sí potencializan, no dejes de asistir como empresa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL