• La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) comenzó en España un juicio contra Volkswagen, la cual se suma a las que ya tiene en E.U.A. y Alemania.

  • Se estima que los vehículos que fueron alterados como parte del Dieselgate suman más de 11 millones en todo el mundo.

  • El Dieselgate se destapó en septiembre de 2015, fecha desde la cual la compañía ha enfrentado no sólo juicios, sino millonarias pérdidas.

Además de el caso de Carlos Ghosn (ex presidente y ex CEO de Nissan), uno de los casos que ha ensombrecido la industria automotriz es el Dieselgate, en el cual Volkswagen y sus filiales colocaron en más de 11 millones de vehículos en todo el mundo un dispositivo capaz de alterar la lectura de los gases que emitían sus vehículos, con la intención de que pareciera que fueran menos de los que realmente son. Desde septiembre de 2015, cuando se dio a conocer el caso de manera pública, la compañía ha enfrentado considerable cantidad de juicios, a los cuales se ha sumado el que la Organización de Consumidores y Usuarios ha comenzado este 17 de febrero en un tribunal de Madrid, España, según la propia organización.

Los demandantes, que suman más de 7,500, impusieron la demanda contra Volkswagen en el tribunal mercantil de Madrid bajo la causa de daños y perjuicios, en la cual han exigido una suma total de 22.5 millones de euros, lo cual equivale a cerca de 3,000 euros por cada uno de los dueños afectados.

Sin embargo, como respuesta a sus demandas, según declaraciones de Iliana Izverniceanu (vocera de la OCU), Volkswagen les ofreció como compensación gorras y llaveros. Por medio de merchandising oficial, la empresa buscaba resarcir que sus vehículos, conducidos en carretera, emitieran realmente 40 veces más de lo que realmente marcaban los automóviles de la firma.

Notas relacionadas:

¿Por qué esta demanda contra Volkswagen es muy importante?

El principal motivo por el cual esta demanda contra Volkswagen es importante es que es la primera que se ha impuesto en España desde que el Dieselgate vio la luz en 2015. De hecho, no había ni siquiera alguna sanción administrativa para la firma de vehículos en el país ibérico.

A pesar de los problemas que ha representado para la firma, la producción de vehículos se ha mantenido con una tendencia de crecimiento constante, al pasar de los 6.055 a los 11.018 millones de automóviles, del 2009 al 2018, según información de la propia empresa. Mientras que los ingresos, de acuerdo con datos de Statista, para ese mismo periodo han pasado de los 105.19 a los 235.85 MMDD.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL