Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos realizaron una investigación que reveló que más de dos mil adultos que tenían perro y salían a caminar con el de manera regular tenían mejor condición física y menos riesgos de padecer obesidad. En el mismo sentido, la revista American Journal of Cardiology señaló que el corazón de las personas con mascotas se adaptaba mejor a situaciones estresantes que las que no tenían un perro o gato en casa.

Notas Relacionadas:
Marketing social que se aprovecha de los videos verticales
Marketing social: Wi-fi gratis, sólo si te abrochas el cinturón de seguridad
Una simple, pero creativa estrategia de marketing social en el frío invierno

Por tal motivo muchos doctores recomiendan que una persona que atraviesa por una enfermedad doloroso o no, pase ese proceso acompañados de una mascota, pues ello les dará una mejor calidad de vida e incluso en muchas ocasiones hasta puede sanarlos.

Por tal motivo, el refugio de animales Battersea decidió lanzar una campaña de marketing social con la finalidad no sólo rescatar una vida sino dos, pues al momento en que una persona adopta a un perro, se están salvando la vida el uno al otro.

En el video de la campaña se puede ver como un adolescente que sufre de alopecia, un hombre con depresión y un adolescente rebelde cambian de actitud al momento de tener un gato o un perro como amigos.

La campaña cierra con una frase sencilla pero directa: Who needs who? (Quién necesita a quién):

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL