Se dice que el futuro no está escrito. Y lo que es más importante, aquellos que tienen esta premisa en mente, entienden que no sólo no está escrito, sino que es posible escribirlo.

Mirar hacia adelante es uno de los objetivos de las marcas. En términos generales, el futuro en el marketing está ligado completamente a la creatividad, la cual engloba todo aquello que se considera una visión novedosa u original.

Las innovaciones en distintas industrias parten de este principio. Algunas marcas logran alcanzar un punto de creatividad álgido, esto se manifiesta al llegar el momento “eureka”, y cuando lo superan, hacen productos y servicios que son tan novedosos para su época que rompen paradigmas; se puede constatar cuando las innovaciones se convierten en referentes.

Estas son algunas marcas que ejemplifican lo antes expuesto.

Coca-Cola – Minilatas y minibotellas

Coca-Cola se adelantó a su industria en 2009 con un concepto innovador: minilatas y minibotellas, dándole un twist creativo al packaging. Lanzó presentaciones más pequeñas de sus productos, que fueron un parteaguas en su categoría por una principal razón, se enfocaron a conectar con el consumidor de una manera más particular y personal, ya que las minilatas se adaptan a distintos gustos y estilos de vida. Actualmente continúan con buena adopción en el mercado, en especial entre aquellos consumidores ávidos por moderar su ingesta calórica y por transformar sus hábitos alimentarios —son presentaciones que contienen menos de 100 calorías—, de tal manera que estrategias similares han sido adoptadas por varias empresas, incluso de otros sectores.

Herdez – Envasado

En México, el enfoque hacia la innovación de esta compañía la llevó a ser la primera en envasar chiles jalapeños y serranos en un proceso que se conoce como “corto”. Esto significa que eliminó tiempos prolongados para el procedimiento de conservación en vinagre, modelo que ha sido replicado en varios de sus productos, lo cual le permitió comercializar alimentos como mole y salsas.

Dolores – Atún ya preparado

Hace tres años apareció la tendencia ready to eat y Dolores supo adoptarla como parte de una estrategia enfocada a la diferenciación. De esta manera surgió la idea de producir un atún que fuera práctico y flexible para diferentes momentos de consumo. Introdujo atún preparado con ensalada, chipotle, pasta, arroz, entre otros. Con esta estrategia logró ganar terreno en la preferencia de mercado.

Estos casos demuestran que la creatividad es una competencia del futuro. Si bien la tecnología ha sido una herramienta que ha permitido un crecimiento exponencial al respecto, las ideas creativas siguen siendo la materia prima para la innovación. Y mientras estas continúen apareciendo, el futuro se convierte en un panorama promisorio.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL