Louis Vuitton es una de las marcas más representativas de la industria del lujo. La marca cuenta con una amplia presencia en el mundo en mercados como España, Francia, Italia, Zuiza, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Australia, e incluso Asia, por mencionar algunos.

La marca de lujo tiene productos en categorías como perfumes, cosméticos, vinos, relojes y joyería. Es una marca que ha registrado una evolución en su mezcla de marketing, desde puntos de venta totalmente diseñados para ofrecer una experiencia de marca única hasta la integración de nuevos canales para la venta de los productos.

Un estudio realizado por Interbrand muestra que Louis Vuitton cuenta con un valor de marca estimado de 32.22 millones de dólares, una cifra que la coloca entre las más importantes del mundo junto a marcas como Apple que registró un valor de 234.24 millones de dólares en 2019, así como MercedesBenz que tuvo un valor estimado de 50.83 millones de dólares.

Pero, a partir de este momento no volverá a representar el mismo valor. Luego de que realizará la adquisición del segundo diamante más grande del mundo, una acción que significa para la marca una nueva era en la industria del lujo.

Un reporte de The New York Times señala que el diamante conocido como “Sewelo” fue adquirido por 16.2 mil millones de dólares. El director ejecutivo de Louis Vuitton ha señalado al medio estadounidense que el diamante permitirá a la marca hacer más énfasis en la alta joyería.

Una de las marcas que también ha apostado en la alta joyería es Gucci que en 2019 lanzó una colección de este tipo, luego de que Giorgio Armani Prive presentara su línea de alta joyería. Otras marcas que siguen los mismos pasos con Brunello Cucinelli, Prada, Dolce & Gabbana y Hermès.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL