Los datos y el modelo D2C

483

Durante la pandemia ha salido a flote un modelo de negocio, que si bien no es nuevo, tomó impulso gracias al incremento de las ventas online. Estoy hablando de las ventas directas, Direct To Consumer o D2C, el cual por mucho tiempo había sido adoptado por nuevas marcas, sobre todo por startups.

Sin embargo, en los últimos meses distintas marcas, no tan nuevas, lo han integrado a sus canales de ventas, como una solución a satisfacer la demanda de sus consumidores y como una alternativa para incrementar sus ingresos enmedio de un periodo de tiendas físicas cerradas, clientes que evitan las aglomeraciones y a la luz de un desabasto de productos en los grandes retailers.

Lo que antes era un canal inexistente o secundario se ha vuelto, sino el principal, el más importante durante la pandemia y más allá, ya que una gran cantidad de consumidores están dispuestos a comprar a marcas alternativas para conseguir lo que necesitan.

Además, muchas marcas ya no solo se conforman con tener un lugar privilegiado en los anaqueles de los supermercados, sino que buscan conectarse con nuevos clientes, más allá de los que acuden a las tiendas físicas.

Y es justo eso lo que el modelo D2C le ofrece a las marcas, recopilar datos de primera mano desde sus sitios web, monitorear el comportamiento de sus usuarios, detectar cambios y tendencias de compra.

De esta forma, pueden poner a los consumidores en el centro de la estrategia de marketing, tener un conocimiento más completo del recorrido de compra e incluso influir en la estrategia en puntos de venta físicos.

Ejemplos recientes de marcas Direct to Consumer, se encuentran PepsiCo., quien durante la pandemia, lanzó dos ecommerce propios para vender sus bebidas y botanas. De acuerdo con Gibu Thomas, Head of Global Ecommerce de la marca, los datos recopilados en ambas tiendas online las utilizarán para personalizar más sus ofertas.

Otro ejemplo es Heinz, quien con ayuda de Shopify lanzó su ecommerce en abril en tan solo 7 días, de acuerdo con información de The Economist. Su tienda ofrece paquetes de alimentos enlatados y salsas de mesa.

Hay muchas màs marcas que han sabido implementar su canal DTC como Nike, quien adoptó el modelo en 2017 y que hasta ahora ha tenido muy buenos resultados, sobre todo con el auge de la moda fit y el home office.

La estrategia D2C es un cofre del tesoro para las marcas, no solo por el incremento de ingresos que podría representar, sino por los datos que se pueden recopilar. La data les permitirá enfocarse en su audiencia y así crear una relación duradera entre el consumidor y la marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL