En la actualidad tener un celular más que un lujo se ha convertido en una necesidad, sin embargo este aparato tecnológico ha transformado la forma en que las personas se relacionan entre sí a tal grado que muchas veces una reunión de amigos o familiar se vive a través del móvil, por ello muchas marcas han lanzado campañas below the line para que sus consumidores dejen de lado por un momento su celular.

A continuación te dejamos tres ejemplos de cómo el celular se ha convertido en un obstáculo en las relaciones interpersonales y cómo las marcas tratan de acabar con ese mal hábito:

Kit Kat y su máquina roba batería

Junto con la agencia DoubleYou, Kit Kat desarrolló una activación que consistió en instalar una maquine cuya función única es descargar la batería de los teléfonos móviles e invitar a los jóvenes a que conecten sus celulares para obtener así un Kit Kat de regalo. Al principio nadie se animaba a quedarse sin energía, pero al paso los minutos poco a poco se fueron atreviendo y recibían a cambio una barra de este chocolate demostrando que bien vale la pena quedarse sin batería por un chocolate.

Chick-fil-A y sus helados gratis

Con su iniciativa “Icedream”, Chick-fil-A decidió retar a las personas a pasar un momento sin tocar su celular mientras comen y de lograrlo se hacen acreedores a un cono de helado gratis y para ello les da una cajita en la que deben meter sus teléfonos en modo silencioso.

CHICK FIL A CERO CELULARES

IKEA y su mesa anticelular

Taiwan fue el lugar elegido para poner en práctica esta nueva mesa que tiene un plato central, el cual se alza para dejar un pequeño espacio en el que se deben colocar los teléfonos, de esa manera la comida que este sobre el plato estará caliente, por el contrario, si no se mantienen ahí, la comida se enfriará y o se podrá comer. Con esta idea tan sencilla, el retailer busca unir a las familias y evitar que la tecnología les impida de una buena plática.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL