Muchos salieron a criticar, sin saber, que bancos como Banco Azteca permanecieran sin cerrar y con horario normal sus 1850 sucursales en los 791 municipios de México durante la pandemia de COVID 2020. Ahora entiendo porque. Aquí les va un buen dato. Tan sólo las remesas que envían nuestros paisanos que trabajan en EE.UU todos los días suman alrededor de 88 millones de dólares diarios, en cheques promedio de 300 dólares por envío. Por cierto, estos dineros, pese a estos tiempos apocalípticos con todo y los más de 35 millones de desempleados que hay en la union americana en el último mes no han dejado de bajar, es más, se incrementaron en un 10%. Imagínense si una madre de familia de un municipio olvidado por todos en Oaxaca no recibe su dinero un día. Lo más probable es que esa familia no coma. Entonces es muy fácil guardarnos desde la comodidad de nuestros tele trabajos o “Home offices”, desde nuestras zonas críticas de sofás y gritar en las conversaciones digitales ¡Quédate en casa! Regañar a los que no se guardan como lo hacemos nosotros desde la comodidad de colonias con todos los servicios como Polanco o la Del Valle. Es momento de dejar de desgarrarnos las vestiduras y conocer la realidad de nuestros países latinoamericanos. En donde sí hay muchas carencias y desigualdades, pero al mismo tiempo hay mucho potencial, talento y oportunidades de negocio. Un negocio inclusivo que sea bueno para todos. No sólo para los de siempre. Y como siempre.

Ya casi llego a donde voy. El segmento popular será la solución a todos los problemas. Lo está siendo para algunos políticos con el capital electoral y lo están sabiendo aprovechar, ¿Por qué no paras la mercadotecnia, los negocios y al mismo tiempo sumar a la comunidad en serio? El segmento popular incluye a los clientes que muchas veces están olvidados por algunas marcas con falso glamour pero que en volumen forman un unidad muy potente, contundente y definitiva. Muchos clientes que no están o estaban bancarizados pero que ya algunos bancos les están dando una voz. Sí, a estos clientes que están conectados culturalmente y tribalemente (de tribu) de forma directa con el mercado latino de EE.UU que son cerca de 60 millones de clientes que ganan muchos dólares, seguro en un futuro próximo se convertirán en un poderoso mercado mundial norteamericano de mas de 130 millones de personas con gran poder de consumo y gran fuerza de dinero. Aquí está la solución a la incertidumbre de los mercados y de las marcas. Aquí está la solución de los que buscan nuevos mercados y los verdaderos mercados emergentes. Estos lo son. En verdad aquí está el dinero que hablará.

¿Qué sigue? Dejarse de quejar y ponerse a actuar. Ya no entrarle a la polarización que es una trampa de los políticos y no nos corresponde a los empresarios, ni a los profesionales ni a los ciudadanos. Ponernos a trabajar en construir nuevas formar de revivirnos como empresas, de recomponernos en cachitos, levantarnos para seguir luchando y seguirnos divirtiendo como le hemos hecho siempre. Sin miedo a siempre volver a empezar.

Por eso busqué a los agentes de la mercadotecnia de Banco Azteca y viene preguntarles cómo le van a hacer para comunicar sus ideas y su pensamiento en estos momentos clave para todos. Me sorprendí mucho para bien. Platiqué con Mercedes López Arratia, su CMO y me llevé una gran sorpresa. Tienen mucha idea de cómo resolver las cosas ahora como vienen. Aquí les dejo el Podcast en video.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anterior3 ideas de las grandes empresas que deberías copiar en tu negocio
Artículo siguiente¡Peligro! Es tiempo de enfocar a largo plazo
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.