• Una lechuga con etiquetas de exceso de calorías y azúcares ha demostrado que el nuevo etiquetado causa un efecto inmediato en los consumidores.

  • Las marcas deben advertir sobre el contenido nutrimental que contienen, como parte del nuevo etiquetado.

  • El packaging es la carta de presentación del producto, la primera y definitiva imagen que se llevará el consumidor .

Una simple lechuga ha desatado un nuevo punto de debate alrededor de la Ley General de Salud en materia de etiquetado, como parte de la NOM-051-SCF/SSA1-2010, que indica que las marcas deben advertir sobre el contenido nutrimental que contienen.

Como parte del nuevo etiquetado, se colocan sellos especiales diseñados con leyendas como “Alto en azúcares”, “Alto en grasas saturadas” o “Alto en calorías”. Grandes marcas como Coca-Cola han protestado porque consideran que afecta a la venta, pues impacta en la percepción del consumidor de inmediato y podría terminar por no adquirir un producto.

Sin embargo, se esperaría que los productos como verduras y frutas no lo lleven, hasta que presuntamente apareció una lechuga empaquetada por la marca HEB y etiquetada como producto con exceso de calorías y exceso de azúcares.

Te recomendamos:

Por medio de Twitter, hubo quien simplemente se burló del tema y expuso que se trataba de una imagen falsa porque una lechuga no puede contener exceso de esas características. Destacaron que en la foto se aprecia el adhesivo de la etiqueta, por lo que bien pudo haber sido recortada de otro producto y posteriormente agregada a la lechuga.

Pero, a la par, surgieron comentarios serios, sobre los nutrientes de frutas y verduras perdidos cuando pasan por procesos, así que salieron a luz recomendaciones sobre compararlas directamente en los mercados para ayudar al comercio local. Además, hubo un debate sobre los carbohidratos contenidos en la lechuga y si era mejor engordar con productos de comida chatarra.

Por estas reacciones, parece que después de todo, el nuevo etiquetado sí surte un efecto inmediato en los consumidores y podría tener al final un impacto positivo en la salud.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL