Hot Wheels, propiedad de Mattel, implementó una acción BTL que combina diferentes estrategias al mismo tiempo; se trata de un ambient marketing en el punto de venta que activa a los consumidores.

Más notas relacionadas:
Una vending machine que cuenta historias para entretener a las personas
Vending machine que regala dulces con todo y susto
Vending machine regala vida y productos a cambio de cigarros

Con ayuda de la agencia Ogilvy & Mather, la marca construyó la pista para autos de juguete más alta del mundo con 25 pies de altura. Sin embargo, lo verdaderamente innovador es que toda la estructura de plástico fue introducida en una máquina expendedora gigante.

Hot Wheels Thrill Machine permitía que los niños compraran los pequeños autos tal como se compra un refresco o una golosina a través de una máquina, pero de una forma mucho más divertida. La marca quería que el proceso para adquirir uno de sus juguetes fuera tan genial como jugar con ellos, así que cuando un niño introducía su moneda y seleccionaba el carrito de su preferencia, éste comenzaba un viaje de 25 pies cuesta abajo hasta llegar a su destino final.

El objetivo de la estrategia fue crear una experiencia uno a uno que generara engagement con los consumidores y transformara una compra ordinaria en un momento inolvidable.

La acción le valió a la marca un Récord Mundial Guiness por la pista de juguete más alta del mundo, además sus ventas crecieron en 555%.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL