Las estrategias evolucionan con el paso del tiempo, en función de una serie de aspectos como la tecnología, el mercado y principalmente el consumidor. Aunque su relevancia se hizo clara hace apenas algunos años, el marketing de contenidos ya ha sufrido varias transformaciones, en gran medida por los hábitos de consumo de las nuevas generaciones, de tal manera que han surgido algunas tendencias como el fast content. ¿Cuáles son los principales retos a los que tiene que tiene que enfrentarse el content curator ante este nuevo formato? En las siguientes líneas mencionaremos algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

Ante el fast content, una de las principales habilidades que debe de desarrollar el creador y curador de contenido es la capacidad de síntesis. Este es quizá el punto fuerte de este formato. Debe ser capaz de explicar un tema de tal modo que pueda ser consumidor por la gente de manera rápida y sencilla, sin que esto ponga en peligro la calidad de los materiales que se genera.

Otra de los grandes retos a los que debe enfrentarse el creador y curador de contenido es que los materiales deben estar presentados de manera creativa. Este aspecto será uno de los principales diferenciadores que tendrá este material respecto a otro presentado por la competencia.

Una de las principales labores y retos diarios de un content curator, independientemente de formato del que se trate, es que deben encontrar el tono de comunicación adecuado para reflejar los valores de la marca en los materiales que se generan y, al mismo tiempo, realizarlos de tal modo que sean atractivos para el público meta. Su labor será generar una amalgama adecuada entre las dos partes.

Otro de los retos que existen al trabajar con el fast content es encontrar los canales adecuados de difusión de los materiales que se generan, con la finalidad de que se logre conectar adecuadamente con el público meta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL