Este viernes un tribunal británico falló en contra de Uber, luego de que dos choferes de este sistema de transporte demandaran por no respetar la legislación laboral, argumentando que no gozaban de vacaciones ni de un sueldo fijo garantizado, y que una indemnización en caso de baja por alguna enfermedad no les sería otorgada.

A pesar de que Uber es un sistema de contratación autónomo, esto no le valió a la empresa para que un juez británico fallara a su favor.

Para el sindicato GMB, que apoyó la acción penal, señaló que el veredicto emitido por la justicia londinense es un acto sin precedentes, una acción que podría tener efecto en los 30 mil conductores de Uber, de acuerdo con el Departamento de Transporte del Reino Unido.

Por su parte, la red de transporte privado apelará la decisión, argumentando además que las personas que manejan bajo este sistema buscan precisamente ser empleados autónomos, convirtiéndose en sus propios jefes. Sin embargo, en países como Francia y Estados Unidos también se han registrado acciones en su contra.

Si bien en  México no se han presentado casos similares, Uber no se ha registrado ante la Secretaria de Movilidad (Semovi), tal y como la misma Semovi lo estipuló, ya que dicha secretaria decretó que ñas persona morales que operen o administren apps de este tipo de servicio, deben hacer una contribución del 1.5 por ciento de cada viaje al Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón, misma que no ha sido llevada a cabo por la empresa.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL