La adaptabilidad es una herramienta competitiva. Esto implica que las marcas ofrezcan versiones de productos o servicios modificados a partir de las opiniones, valores, intereses y perspectivas de los consumidores.

Hace 10 años, la revista Time presentaba en la portada de “Person of the Year ”, la leyenda “You”. De esta manera se consagraba una nueva era, misma que situó la voluntad y actividad del consumidor como prioridad. Además se retomó la figura del conocido “Prosumidor”, unión de los términos “Productor” y “Consumidor”, acuñado en los años 80 por Alvin Toffler y que básicamente trata sobre el abandono del rol pasivo del consumidor para convertirse en alguien que no sólo absorbe información, sino que expresa sus opiniones, gustos e intereses.

Nuevas ideas comenzaron a surgir en las empresas al escuchar más de cerca a los consumidores, en parte gracias, a la tecnología. Ahora las compañías toman más en cuenta las preocupaciones de las personas, desarrollando productos y servicios acorde a las propuestas y demandas de la sociedad.

De acuerdo con un estudio global realizado en 2014 por la firma GfK, 63% de los consumidores se siente culpable cuando hace algo que no es amigable con el ambiente. En México la cifra es del 61%. Esta realidad tiene un impacto en las marcas que transforman parte de sus acciones en esfuerzos para atacar problemáticas de actualidad en favor del reciclaje, disminución de gases invernadero, protección de áreas verdes, entre otros.

A continuación presentamos algunos ejemplos específicos de publicidad en favor del ambiente:

Colgate “Ahorro Agua”

Esta campaña que arrancó este año se hizo para promover la importancia de cerrar la llave cuando nos lavamos los dientes. De acuerdo con el sitio Agua.org.mx, se emplean cerca de 6 litros en el lavado de dientes sin cerrar la llave durante un minuto.

Coca-Cola “Reutiliza una botella”

La refresquera más popular del mundo nos muestra de manera creativa las diferentes formas en las que se puede reutilizar y reciclar una botella. Ya muchos sabemos que millones de sus botellas de PET están elaboradas con material 100 por ciento reciclado, lo cual la sitúa hoy como el mayor reciclador de México, pues procesa casi la mitad del PET. Lo cual es más que relevante y significativo dado que en nuestro país se consumen cada día aproximadamente 600 toneladas de residuos plásticos, según INEGI.

Ben & Jerry’s “Join The Climate Movement”

Empresa pionera del llamado ecomarketing en Estados Unidos. En 2015, esta compañía lanzó un video en el que mostraba una bola de helado derritiéndose, simulando los efectos del cambio climático en el planeta tierra, como parte de una campaña para combatir el calentamiento global.

Estos son algunos ejemplos publicitarios sobre la adaptación de las marcas al contexto de la sociedad, y de cómo éstas adaptan cada elemento del marketing mix a una nueva realidad que conecta más al consumidor con las empresas.

En esta ecuación, adaptarse es poner al alcance iniciativas que generan beneficios para la comunidad social y empresarial, es decir, ambos se convierten en verdaderos agentes de cambio; aspecto fundamental para futuras generaciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL