Cada día, los medios masivos de comunicación entre las marcas y sus consumidores se siguen reduciendo. Entre los motivos que existen para explicar esto es que, tan sólo para el 2015, los impactos publicitarios que recibía en promedio una persona llegaban hasta los 3,000 diarios, de acuerdo con información de la revista, Muy Interesante. Está saturación de información por parte de las empresas ha logrado hacer que las personas les pongan casa vez menos atención. Para solucionar el problema, fue necesario buscar acciones que duerma menos intrusivas, cómo es el caso del inbound marketing.

Para quien no conozca el término, el inbound marketing se puede definir como la serie de estrategias y herramientas utilizadas para establecer una comunicación no intrusivas con los clientes potenciales, para convertirlos en leads. De acuerdo con Adveischool, cuatro son las principales etapas que lo componen: atracción, captación, conversación y difusión.

Por supuesto, el beneficio más obvio del inbound marketing es su capacidad para generar una comunicación no intrusiva. Es decir, no vamos a estar saturando de datos a nuestros clientes, sino que vamos a atraerlos a través de contenido que sea de su interés, con la finalidad de fidelizarlos.

Otra de las ventajas que tiene el inbound marketing es que nos brinda un mayor conocimiento sobre nuestro público meta. A través de los distintos pasos de filtrado por los que va pasando un cliente potencial, vamos adquiriendo mayor información sobre él, de tal modo que nos es posible, hacia el final del proceso, hacer acciones mucho más personalizadas y que, en consecuencia, tengan un mejor impacto.

Al incrementar el grado de la personalización de las acciones que se realizan para cada cliente, se reduce la fricción para convertirlo en un lead, de tal modo que es un proceso mucho más eficiente y que, a su vez, conlleva un buen retorno de inversión. Es importante mencionar que, según el Departamento de Investigación de InformaBTL, la inversión en marketing interactivo para este 2019 será de 4,422 millones de pesos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL