• Una de las discusiones que ha surgido a partir de la pandemia es la del problema de la comida chatarra, la llegada del coronavirus ha puesto sobre la mesa una de las problemáticas más enraizadas en la sociedad mexicana: la comida chatarra.

  • Oaxaca fue le primer estado en prohibir el consumo de la comida chatarra en menores de edad, la venta de estos alimentos industrializados a menores de edad ya es una iniciativa que ha traspasado la barrera política del estado.

  • Sin embargo este proceso se ha visto pausado por la negativa de diferentes sectores. Porque es una realidad esta decisión también afectará a múltiples sectores comerciales.

Una de las discusiones que ha surgido a partir de la pandemia es la del problema de la comida chatarra, la llegada del coronavirus ha puesto sobre la mesa una de las problemáticas más enraizadas en la sociedad mexicana: la comida chatarra.

Oaxaca fue le primer estado en prohibir el consumo de la comida chatarra en menores de edad, la venta de estos alimentos industrializados a menores de edad ya es una iniciativa que ha traspasado la barrera política del estado y esta ya mudará a diferentes estados. Ciudad de México, por ejemplo ya está contemplando la idea de restringir estos productos.

Sin embargo este proceso se ha visto pausado por la negativa de diferentes sectores. Porque es una realidad esta decisión también afectara a múltiples sectores comerciales. Hace unos días la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que el prohibir la venta de alimentos de alimentos y bebidas es una barrera comercial e invectiva la informalidad.

Afectaciones económicas

Otros testimonios que señalan el impacto económico de esta decisión es el del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación Patronal dela República Mexicana (Coparmex) quienes ha declarado que e prohibir la venta no es la solución a un problema de salud y que tendrá consecuencias económicas para sectores comerciales.

De acuerdo a la Cámara de Comercio, Servicio y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México señaló que prohibir la comida chatarra retrasaría el proceso de recuperación económica. De acuerdo a un análisis de la Canacope, publicado el 9 de agosto, determinó que alrededor de 121 mil 883 peques empresas que se dedican al comercio minorista de abarrotes y aproximadamente  900 mil empleos, se verán afectados. Según este grupo en CDMX se pondrían en peligro el 40 por ciento de los pequeños negocios, que están intentando recuperarse.

Este estado niega los beneficios de la ley

Bajo ese contexto muchos estados están intentado implementar esta misma ley. Yucatán no se ha quedado al margen de esta corriente. El Consejo Coordinador Empresarial (Canacintra) está buscando que la iniciativa no llegue al estado, el grupo empresarial manifestó que estas iniciativas para prohibir la venta y consumo de productos tiene una retribución política para los promotores.

También puedes leer:

De acuerdo a este grupo el principal problema es que estas políticas no educan a la sociedad para disminuir el consumo de alimentos chatarra. Según dijo este grupo la prohibición no es la solución a la obesidad infantil y diabetes, porque el consumo excesivo es un problema de educación alimentaria. “El problema en México y Yucatán es que hay exceso de consumo”, explicó este grupo.

Será cuestión de ver como se realiza este proceso, en el estado y en el resto de la república, así como ver si la industria decide cambiar de ofertas y productos ante la nueva regualción.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL