• La pandemia ha traído una suerte de señalamientos que han derivado en grandes discusiones, desde los primeros meses en diferente foros y asociaciones de defensa de los animales señalaron una relación entre el consumo de carne y las enfermedades.

  • PETA organización pro derechos de los animales, lanzó su campaña de concienciación que explicaba o sugería, que la pandemia se debía en parte al consumo de carne animal.

  • Ciertas o no aquellas críticas la realidad es que uno de los efectos secundarios de la pandemia se ha centrado en el consumo de carne. Curiosamente la carne ha caído en consumo, durante la cuarentena.

La pandemia ha traído una suerte de señalamientos que han derivado en grandes discusiones, desde los primeros meses en diferente foros y asociaciones de defensa de los animales señalaron que hay una estrecha relación entre el consumo de carne y las enfermedades.

De acuerdo a varios señalamientos, que comenzaron a circular después de la pandemia, aunque si bien no son nuevos, éstos circularon con mayor fuerza. En marzo la revista científica Nature Medicine aseguró que de acuerdo con el genoma del coronavirus, este pudo haberse transmitido desde un murciélago a un humano, o pasar de un murciélago a otro animal y de ahí, al humano, a través del consumo de carne, el Covid 19 es una enfermedad zoonótica.

De acuerdo a estadísticas con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedad de Estados Unidos, el 16 por ciento de las muertes a nivel mundial se atribuyen  a este tipo de enfermedades, de hecho según este organismo también representa el 60 por ciento de las enfermedades.

Bajo este tono se encuentra la mas reciente campaña de PETA, la cual ha levantado polémica.

Última campaña de PETA

Bajo este contexto y estas discusiones en revistas científicas y en la escena pública, PETA organización pro derechos de los animales, lanzó su campaña de concienciación que explicaba o sugería, que la pandemia se debía en parte al consumo de carne animal.

El anuncio mostraba un bloque de tofu acompañado de un eslogan que decía “el tofu nunca causó una pandemia”, dejando la responsabilidad de la enfermedad sobre el consumo de carne. Ademas hay que mencionar que esta campaña abarcó desde vallas publicitarias exteriores hasta mascaras faciales.

Estos señalamientos, claro, se producen desde esa superioridad moral de activista, que condena el consumo de carne, desde una condición ventajosa y provoca sentimientos de culpa entre los consumidores de carne. Ademas que claro no toma en cuenta que la dieta de cada región o ciudadano está determinada por el nivel económico y social.

También puedes leer:

Consumo de carne

Ciertas o no aquellas críticas la realidad es que uno de los efectos secundarios de la pandemia se ha centrado en el consumo de carne. Curiosamente la carne ha caído en consumo, durante la cuarentena. De acuerdo a datos de Naciones Unidas, la pandemia también marco un comienzo en la mayor reducción de consumo mundial de carne en la historia.

Según estos números el consumo de carne per cita de este año caerá a su nivel más bajo en nueve años.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL