Éste es el principal efecto del coronavirus en tu salud (y no es la ansiedad)

1092

Hablamos mucho de ansiedad en estos días por los efectos del coronavirus. La incertidumbre del trabajo, la alta peligrosidad de contagiarse por el virus, cambios de rutina, y el confinamiento en casa, claro que han provocado altos niveles de ansiedad. Pero según encuestas realizadas en varios países de Europa y América, es el trastorno de nuestro patrón de sueño el que se ha visto más afectado.

Los trastornos de sueño se ven reflejados en la calidad y en la cantidad de sueño. Es decir, no es sólo que estemos durmiendo menos, es probable que ahora tengas el sueño interrumpido, tengas sueños raros y hasta tengas pesadillas. Como sociedad, ya veníamos arrastrando el estar privados de sueño provocado en gran parte por malos hábitos. La pandemia vino a empeorarlos.

Algunas razones por las cuales nuestro sueño se ha visto afectado son las siguientes. Hay mayor sedentarismo, nos vamos a la cama y nos levantamos más tarde, comemos con horarios distintos, estamos usando pantallas de todo tipo sin descansar, nos da menos la luz natural, y por supuesto estamos con mayores niveles de estrés.

Las consecuencias por no dormir son varias, y van desde impactos leves a severos. Desde el punto de salud física, incrementa el riesgo de enfermedades, como por ejemplo, diabetes, infarto cerebral, infarto de corazón, obesidad, cáncer, y sí también puede llevar a la muerte en casos muy severos. No dormir puede ser un síntoma de otros problemas de salud mental subyacentes como la ansiedad, depresión, o trastorno bipolar; pero también en sí mismo el insomnio es un desorden mental y puede ser crónico o temporal. Sin duda nuestro rendimiento se ve afectado, hacemos errores, afecta nuestra memoria y estamos más irritables.

¿Cuándo me debo de preocupar?

Nunca. Hay días mejores que otros pero si llevas más de tres días sin dormir a la semana por tres meses, es hora de consultar con un profesional. La mayoría de los casos se arregla con cambios que tú mismo puedes hacer sin tener que recurrir a ello o tener que tomar medicamento. Y sí, es posible tratar y curar el insomnio.

Gabriela Romo es psicóloga, trabaja con la comunidad latina en Estados Unidos y tiene un programa de radio semanal en radio América 900am sobre salud mental. Síguela en Facebook (Gabriela Romo), Twitter (@gabrielaromo26) o envía por email [email protected]

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL