La semana pasada hicimos un evento con uno de nuestros principales clientes y le preguntamos a cada participante del evento si ellos creían que estábamos o no en crisis. El 75% de ellos contestó que hoy ya estábamos viviendo una crisis.

Más artículos de Fabian Ghirardelly:
Un camino para crecer aumentar la lealtad
Hootsale una nueva forma de adquirir productos por internet
Lo que el Ice Bucket Challenge le recuerda a las marcas

El tema es muy relevante.

¿Pero estamos o no en crisis?

Cuando analizamos los datos macroeconómicos, claramente no estamos en crisis, si la definimos asociada a una contracción de la economía,  fenómeno que hemos vivido en muchas ocasiones (2009 fue la crisis más reciente). En Europa muchos países han pasado ya por varios años este entorno, desde que en 2008 explotó la crisis mundial.

Hoy Brasil está pasando por un momento difícil ya que en los últimos trimestres su economía se ha contraído. Realmente no es la situación actual de México aunque también sabemos que el crecimiento económico de nuestro país, especialmente en los últimos dos años ha sido muy débil.

¿Por qué entonces nos hacemos esta pregunta? ¿Por qué muchos consideran que sí estamos en crisis?

La situación que sucede actualmente es curiosa puesto que, aunque técnicamente no estamos en crisis económica, sí vemos señales en esa línea de nuestros mercados. Mencionemos algunas de ellas:

1- Bajo nivel de gasto en los hogares. 

Los hogares mexicanos están pasando por un momento difícil y eso se refleja en su nivel de gasto. Esto lo vemos desde las mismas cifras de Antad que muestran que el nivel de autoservicio este año ha sido muy débil, y lo vemos también en nuestros números. Un hogar promedio mexicano sólo ha incrementado su gasto en la canasta básica si medimos en un 1.7% este primer semestre, versus el mismo periodo del año anterior. Este fenómeno es muy típico de la economía en crisis.

2- Bajo nivel de confianza en los consumidores.

Según las cifras que ha estado reportado el INEGI  durante este año, los consumidores no están confiando en  su entorno económico actual y tampoco ven con optimismo el futuro. Estamos mostrando niveles de confianza muy perecidos  a los mostrados en 2010 cuando estamos recién saliendo de la crisis del 2009. Siempre estamos en crisis, el nivel de confianza de los consumidores baja considerablemente y obviamente se afecta el nivel de gasto en los mismos.

3- La crisis económica es la principal preocupación de gasto de los mexicanos actualmente.

Hacemos una encuesta cada año y este año, los mexicanos encuestados mencionaron la crisis económica como su principal preocupación. El año pasado una posible crisis económica ocupaba el cuarto lugar en las preocupaciones económicas de los mexicanos. Hoy es la principal preocupación declarada por ellos mismos.

Seguramente el mexicano promedio, en su día a día, está viendo o “sufriendo” en su entorno muy parecido a una crisis y por ello es su principal preocupación.

4- Fuerte incremento de los productos básicos.

Siempre en un escenario de crisis los precios aumentan significativamente. Aunque en México la inflación oficial presentada está bajo control, en el día a día de los mexicanos se ha incrementado de manera significativa muchos de los productos básicos comprados por ellos.

Por ejemplo, el set de categorías que fueron plasmadas por ellos en la Reforma Hacendaria, más de 20 categorías de productos, crecieron sus precios en promedio un 13.7% este año.

Es un incremento importante y muy por encima de la inflación oficial. Además vemos como muchas categorías de gastos incrementaron también sus precios:  pasajes de metro, gasolina, incremento en precios específicos de zonas fronterizas, etc. Por lo tanto el hogar mexicano está enfrentando fuertes incrementos de precios, escenario típico de una crisis.

¿Qué tiene de relevante todo lo anterior?

Bueno, si técnicamente no estamos en crisis pero los hogares están viviendo un entorno parecido, entonces los fabricantes y las marcas deberían activar planes para un escenario de crisis. Seguramente repasar lo sucedido en nuestro mercado en el 2009 nos ayudará a encontrar buenas ideas para este entorno…y no nos olvidemos de que en este contexto de mercado también hay oportunidades.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL