• De acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE) de marzo a junio, el sector perdió 55, 000 empleos directos, desde los talleres textiles has los puntos de venta. Es decir cerca, del 30 por ciento de la planta productiva del sector.

  • Marcas textiles como Burberry, comienzan a sacar sus perdidas económicas, para darle cara y forma física a las pérdidas económicas.

  • La facturación que reportó Burberry, entre abril y junio, reportan pérdidas de un total de 324 millones de dólares, cifra que representa una caída del 45 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La crisis del coronavirus prácticamente ha trastocado cualquier rubro comercial. Cada una de las industrias han visto manchado sus ingresos, ya sea de manera positiva o negativa. Una de las industrias que tuvo un daño colateral es la industria de la moda, que durante la crisis ha tratado de buscar maneras para enfrentar la crisis.

En el mercado mexicano, por ejemplo, de acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE) de marzo a junio, el sector perdió 55, 000 empleos directos, desde los talleres textiles has los puntos de venta. Es decir cerca, del 30 por ciento de la planta productiva del sector.

Ahora buena parte de las empresas que conforman la industria ya comienzan a evaluar cuál ha sido el impacto del coronavirus. Marcas textiles como Burberry, comienzan a sacar sus perdidas económicas, para darle cara y forma física a las pérdidas económicas.

Burberry es una de esas marcas.

Perdidas de Burberry

La facturación que reportó Burberry, entre abril y junio, reportan pérdidas de un total de 324 millones de dólares, cifra que representa una caída del 45 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En el informe de la empresa se detalla que entre abril y mayo, las ventas de su mercado en Asia disminuyeron un 10 por ciento, respecto al año anterior. En el mercado de Europa, por cierre de tiendas, como parte de las medidas de confinamiento, sus ventas disminuyeron un 75 por ciento, mientras que en América, por las mismas razones, sus ingresos se vieron afectados en 70 por ciento.

También puedes leer:

De acuerdo a la marca, “el primer trimestre, las ventas se vieron gravemente afectadas por la caída de la demanda de lujo por la Covid 19 y esperamos que lleve tiempo volar a los niveles anteriores a la crisis con la reanudación de los viajes al extranjero”.

De acuerdo a la empresa las ventas de la compañía se situaron 20 por ciento por debajo del nivel registrado en julio de 2019. Una diminución que sin duda también es una mejora, pues contrasta con el 45 por ciento del trimestre.

Industria de la moda

Sin duda la llegada del virus ha marcado un nuevo paradigma en la industria de la moda, Muchas empresas han tenido que reprogramar las estrategias diseñadas para el año. Incluso la aparición de esta contingencia sanitaria, también se traducirá en nuevas apuestas y nuevos sectores comerciales por los cuales apostar.

Por ejemplo Zara, que si bien pertenecen a la industria de la moda pero en diferentes sectores y mercado a Burberry, ya dibuja una nueva tendencia hacia donde puede aspirar el mercado. La marca ya se comprometió a que comenzará a crear moda accesible de manera responsable. Esto de acuerdo a su nueva misión empresarial.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL