Uno de los ejes centrales del marketing below the line son las activaciones. Al revisar este canal BTL, y de acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, se invertirá un 30.3 por ciento del presupuesto total que se tiene para este tipo de mercadotecnia para el 2019, con lo cual se coloca a la cabeza de las estrategias más solicitadas en su ramo. Su relevancia es fundamental no sólo para generar engagment e incrementar en brand awareness, sino que tiene es primordial al momento de realizar una correcta promoción de marca. ¿Qué elementos pueden ayudarnos a generar una activación?

Por supuesto, y como en toda estrategia de marketing, no sólo es fundamental sino también necesario, contar con objetivos bien definidos y claros, así como un cronograma donde se especifique puntualmente cuáles son los objetivos que se buscan, qué tareas debe realizar cada quien y en qué tiempo. Esto es el corazón de la activación y sin lo cual no puede subsistir.

Otro aspecto fundamental para realizar una activación es la promoción. Es parte de la naturaleza dual, por decirlo de algún modo, con la que cuenta este tipo de acción BTL. Debemos encontrar alguna acción que incentive la compra de un producto y que se pueda implementar efectivamente en la estrategia de marketing, según los objetivos que nos hemos fijado.

A propósito de la naturaleza dual de la activación, mientras que una parte está centrada en la promoción, podríamos decir que la otra mitad está centrada en la experiencia. Debemos encontrar una actividad que despierte el interés y la curiosidad del público meta, pero qué al mismo tiempo sea significativa para que participen en ella.

Para realzar la experiencia del público meta en este tipo de acciones BTL se puede echar mano de la tecnología. La realidad virtual y aumentada, entre otras muchas cosas, pueden mejorar las vivencias que se generen para los consumidores.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL